Cómo decorar una habitación minimalista

La tendencia ha variado un poco en lo que corresponde a decoración de interiores y la decisión de la apariencia de cada espacio depende entonces de cada persona, su estilo de vida y gustos personales. Hoy te presentamos una guía sobre cómo decorar una habitación minimalista.

La decoración minimalista se vale de unos pocos elementos para resaltar la esencia de cada espacio. Podría decirse que tiene un toque artístico, pero sin caer en el exceso; se basa en la sobriedad, elegancia y la sensación de amplitud, aunque sea un espacio pequeño.

Cómo decorar una habitación minimalista

¿Cómo empiezo a decorar?

Lo primero que debes saber es que tendrás que prescindir de algunos accesorios decorativos y muebles. En este estilo de decorado la premisa principal es “menos es más”. Si sabes escoger correctamente el número ideal de objetos para cada habitación, sin que se vea congestionada, el resultado será increíble.

Generalmente se escogen colores fríos para este tipo de decoración. Tanto para pintar las paredes como para el resto de los objetos, el gran ganador es casi siempre el color blanco; aunque no están descartados algunos acentos en colores vivos.

Cómo decorar una habitación minimalista

Los muebles que acompañan una habitación minimalista suelen ser color negro o de madera, pero el metal también es un material muy utilizado en cuanto a los mobiliarios y las cabeceras de las camas.

Accesorios del espacio

Hay que tomar en cuenta el color y el material de las cortinas: suelen ser de colores claros,  pues la iluminación de espacios minimalistas es parte crucial del efecto de amplitud.

En relación a las paredes, pueden o no tener decoración. Quizá un cuadro grande sobre la cabecera de la cama o un trio de pequeñas piezas blanco y negro, todo siempre muy elegante.

Cómo decorar una habitación minimalista

El cuanto al material de los pisos, la madera es una de las mejores opciones para la decoración minimalista. El alfombrado puede ir de color gris o beige. La ropa de cama siempre en colores sólidos, sin estampados extravagantes.

En conclusión, este tipo de ambientes se basan en el uso de colores sólidos, de preferencia de paleta neutra, pocos muebles, elegancia y sutilidad, sin olvidar el toque de personalidad. ¿Te atreves a intentar una decoración minimalista?

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − catorce =