Cómo curar las heridas en los perros

Cómo curar las heridas en los perros
Valor este articulo

Nuestros perros pueden llegar a tener varias heridas superficiales. Esto es frecuente ya que pueden hacérselas durante su paseo o jugando. Esto sin duda alguna es muy preocupante para sus dueños. Por eso se debe conocer algunos consejos fundamentales para poder aplicarle primeros auxilios, para así curar las heridas de nuestro perro.

Es importante que si nuestro perro se hace una herida grave, lo primero que se debe hacer es mantener la calma y actuar con mucha rapidez. Por esto en este post te diremos cómo curar las heridas en los perros, así que continúa leyendo.

Lo primero que debes hacer

Al notar que nuestra mascota tiene una herida, lo primero que debemos hacer es revisarla. Si es una herida superficial se puede curar en casa, en caso que la herida sea grande es necesario que apliques primeros auxilios y acudas con tu mascota al veterinario.

Para curar una herida superficial, lo primero que debes hacer es colocarle un bozal a tu mascota, así evitas que pueda morderte. En caso que no tengas puedes improvisar una con una cuerda alrededor de su hocico.

Se recomienda que para tratar las heridas, lo primero que debes hacer es recortarle el pelo en la zona afectada, así puedes curarlo sin ningún problema y evita que los pelos puedan infectar la zona afectada.

Cómo limpiar la herida

Para limpiar las heridas lo primero que debes hacer es colocar un poco de suero fisiológico. En caso que no tengas a mano puedes usar un agua con un poco de jabón neutro diluido.

Al momento de retirar cualquier resto de la herida, se recomienda que se utilice gasas estériles. Jamás se debe usar gasas de algodón, ya que puede quedar fibras del algodón en la herida. En caso que no tengas gasas puedes usar un paño limpio.

Recuerda que lo importante es eliminar toda la suciedad para evitar cualquier infección en la herida. Las heridas siempre se deben limpiar desde dentro hacia fuera, esto evita que la suciedad pueda ingresar de nuevo.

Para la desinfección de la herida, se puede usar agua oxigenada, clorhexidina o yodo diluido. Para el proceso de cicatrización se recomienda dejar que la herida se seque al aire. Si deseas que el proceso de cicatrización sea más rápido puedes usar aloe vera o cicatrizantes en crema.

Si notas que tu perro tiene una herida muy grande y con hemorragia, lo primero que debes hacer es usar un paño limpio y ejercer presión sobre la herida. Esto ayuda a detener el sangrado y llévalo de inmediato al médico veterinario.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis − seis =