Cómo curar las escaras

Cómo curar las escaras

Las escaras son un problema en la piel que se causa en personas que ejercen sobre la piel  una presión excesiva a causa de fricción o roce. Esto se da más que todo en las personas que pasan mucho tiempo en una sola posición o aquellas con movilidad reducida.  Puede darse en casi cualquier parte del cuerpo, aunque las más propensas a sufrirla son la espalda, los glúteos, rodillas, hombros y cabeza. Puede ser complicado curar las escaras pero con un tratamiento adecuado puedes acabar con este mal antes que se convierta en una infección grave.

Las etapas de las escaras

Las escaras tienen distintas fases de penetración en la piel. Por eso hay que estar atentos y atacar el problema desde el primer momento cuando es más sencillo poder curar las escaras.

Todo comienza con una fase superficial en la que es apenas una pequeña lesión superficial en la piel. Luego avanza con una pérdida de tejido que puede llegar incluso hasta el hueso. Aunque en casa puedes realizar curaciones y usar algunas técnicas para curarlas, este tipo de heridas es necesario que estén bajo la supervisión médica. Si está en la última fase, es el personal calificado quien debe realizar las curaciones.

Limpiar el área

Lo primordial es mantener el área donde se produjo la escara lo más limpia posible. Hay que evitar que las bacterias se propaguen a otras partes del cuerpo o incluso a quienes realizan las curaciones.

Se debe lavar el área con agua y jabón neutro, con mucho cuidado y sin lastimar al paciente. Luego se seca la zona con una gasa estéril desde el centro de la herida hacia los bordes.

 

Aplica un apósito

Cuando esté seca y limpia la piel, se coloca un apósito para mantener la zona esterilizada. Este debe cambiarse con frecuencia para que no se generen infecciones. Al menos 3 o 4 veces al día, dependiendo de la profundidad de la herida.

Busca ayuda profesional

Si la escara está en la fase de muerte celular, es necesario contratas a una enfermera que realice las curas correspondientes. Esto porque es muy delicado tratar con este tipo de bacterias. No se debe aplicar ninguna crema o solución en la herida al menos que un médico lo indique.

Prevenir las escaras

Para prevenir las escaras en pacientes con poca o ninguna movilidad debe principalmente girar a la persona que está en la cama frecuentemente. Debe estar atento a las zonas problemáticas para detectar a tiempo cualquier lesión.

 

La piel debe mantenerse seca y limpia, se debe cuidar mucho en casos que haga calor. La ropa debe ser cambiada con regularidad y esta debe ser floja y materiales suaves.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho + 8 =