Cómo cuidar tu vestido de novia después de la boda

El vestido de novia es una parte muy importante de una boda. Es un vestido que no usarás más luego de ese día tan especial, pero que representa tal importancia que debe ser bien preservado y guardado como un recuerdo, o quizás para regalárselo a tu hija o nieta muchos años después para sus bodas. Por ello, en este artículo te hablaremos de cómo cuidar tu vestido de novia después de la boda.

Cómo cuidar tu vestido de novia después de la boda

Primer paso: lávalo

El día de tu boda, posiblemente en alguna parte, el vestido pudo haberse ensuciado. Debes mandarlo a lavar en una tintorería, donde se encargarán de los cuidados necesarios para el tejido del vestido, o si te crees capaz puedes hacerlo tú misma, tomando las precauciones pertinentes para que no se dañe.

Cómo cuidar tu vestido de novia después de la boda

Encuentra un buen lugar para guardarlo

Lo ideal, luego de lavado tu vestido, es que busques una caja para guardarlo. No puede ser ni una bolsa plástica, ya que el vestido podría tomar un color amarillento con el tiempo, ni estar colgado debido a que podría perder la tensión en las costuras. Una caja, preferiblemente forrada con tela por dentro y que sea amplia, es la mejor opción para mantener de la mejor forma tu vestido.

Cómo cuidar tu vestido de novia después de la boda

Dobla el vestido, de manera de que no lo arrugues demasiado. Utiliza papel de seda para ponerlo entre cada pliegue y así prevenir que se rompan las costuras y se produzcan manchas. Busca un buen lugar para guardar la caja, preferiblemente debe ser un lugar fresco, que no esté expuesto directamente a los rayos del sol ni a la humedad.

Como último paso, no te olvides de tu vestido. Cada cierto tiempo revísalo para ver si tiene moho o si se ha manchado, y llévalo a la tintorería. De esta forma conservarás tu vestido de novia por muchos años más.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + 15 =