Cómo cuidar un piercing en la cavidad bucal

Cómo cuidar un piercing en la cavidad bucal
Valor este articulo

Los piercing son perforaciones que se realizan en diferentes partes del cuerpo. En estas perforaciones se exhiben accesorios o piezas de diferentes formas. Esta es una manera de expresión o de adornar el cuerpo. Todo depende de la persona que lo utilice. En esta ocasión, nos enfocaremos a los piercing que se encuentran en la cavidad bucal, ya sea lengua o labios.

Por esto, si tienes un piercing en la cavidad bucal o te encuentras pensando en ponerte uno, lo primero que debes conocer son los cuidados que debes tener. Ya que al estar en una zona delicada requiere un mayor cuidado en comparación a los piercing que se ubican en otras partes del cuerpo.

Recuerda que la cavidad bucal es una de las zonas más sensibles del cuerpo, por esto se debe cuidar con sumo cuidado al momento de contar con un piercing, ya que permite reducir las molestias. Además de las infecciones que pueden ocasionar dolor y secreciones. Por esto, debes saber cómo cuidar un piercing en la cavidad bucal. Así puede disfrutar de tu modificación corporal al momento de la cicatrización.

Cuida tu higiene bucal

Al momento de realizar la perforación, es importante comenzar que realices algunos cambios en la rutina de limpieza bucodental. Lo primero que debes hacer es dejar de usar enjuague bucales con alcohol. Esto se debe a que el alcohol que contiene los enjuagues bucales pueden resecar la lengua e irritarla. Esto puede ayudar que ocasionen las infecciones.

Debes usar enjuagues que no contengan alcohol. De la misma manera, debes cambiar tu cepillo dental con uno de cerdas suaves. Además que debes cepillarte los dientes después de cada comida. Antes de dormir o al tomar una siesta, esto ayuda a reducir las bacterias y reducir el riesgo de una infección.

Lo que debes evitar

Al tener un piercing en la cavidad bucal es posible que desees tocarlo o hacerlo girar, debes evitar, ya que lo único que consigues es que el proceso de cicatrización tarde más, y si llevas tus manos a la boca puedes llevar bacterias que al ingresar con la herida puede comenzar a ocasionar una infección.

También debes evitar los alimentos muy condimentados o bebidas muy calientes, especialmente durante el proceso de cicatrización, ya que puede irritar la zona y el proceso de cicatrizado puede demorar más. Esto son los cuidados básicos de todo piercing en la cavidad bucal, además es importante que en caso que exista una infección acudas a un especialista.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − nueve =