Cómo hacer un cuadro con hilo tensado

Actualmente, podemos ver como se convierte en moda los cuadros elaborados con hilo tensado. Estos cuadros son fáciles de hacer y se puede encontrar en una gran variedad de diseño y tamaño. Además, que es una actividad muy divertida para realizarla junto a los niños. Así pueden decorar las paredes de su habitación con unos divertidos cuadros con hilo tensado.

Si deseas saber cómo hacer un cuadro con hilo tensado, continúa leyendo ya que te diremos el paso a paso para que realices esta manualidad en tu casa. Puedas decorar tus paredes con una gran variedad de diseños.

Cómo hacer un cuadro con hilo tensado

Materiales

  • Base de madera cuadrada.
  • Clavos pequeños.
  • Molde.
  • Tijeras.
  • Martillo.
  • Hilo encerado (color de tu preferencia).
  • Cinta adhesiva.
  • Pintura (color de tu preferencia y que combine con el hilo).
  • Brocha.
    Cómo hacer un cuadro con hilo tensado

Procedimientos

El primer paso está en pintar la base de madera. En caso que la base de madera tenga una imperfección, procedemos a lijarla suavemente hasta lograr que todos los borden estén lisos y parejos. Luego, se limpia con una toalla un poco húmeda. De esta manera, eliminamos cualquier residuo que pueda afectar la pintura.

Le damos una primera mano de pintura y dejamos secar. En caso que sea necesario otra capa de pintura se procede a aplicarla. Mientras esperamos que se seque la segunda mano de pintura, comenzamos a buscar el modelo de la figura que más nos guste. Te recomendamos que optes por una sencilla, así lucirá mejor.

Recorta la figura con la finalidad de tener un molde. Colócale al molde un poco de cinta adhesiva y pégala sobre la superficie de la madera. Ahora, comienza a martillar los clavos alrededor del molde, entra cada clavo debes dejar una separación de unos 2 centímetros.

Cuando termines de martillar los clavos retira el molde y es el momento de pasar el hilo. Primero, debes comenzar a pasar el hilo por todos los clavos. Siempre que pasas el hilo por un clavo, debes darle una vuelta y pasar al otro clavo. Así logras asegurar más el hilo y queda más firme.

Cuando termines de pasar el hilo alrededor de todos los clavos, es cuando comenzarás a pasar el hilo realizando líneas dentro de tu figura. Este proceso debe ser creativo y comenzar a trazar las líneas con el hilo, como más te guste. Cuando termines coloca el hilo en un clavo y realiza un nudo fuerte, corta el hilo restante y ¡Listo! Ahora solo queda colgar tu cuadro y que adorne tu hogar.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + trece =