Cómo hacer crema pastelera de chocolate

Los postres siempre dan un dulce placer a todos los comensales de una mesa. Diversas recetas para cada ocasión siempre aportan esa magia que solo puede sentirse al degustar un buen postre.

Uno de los elementos que acompañan a gran cantidad de dulces es la crema pastelera. Aquí te diremos cómo hacerla en casa, así sorprenderás a tus invitados con una gran diversidad de postres que pueden realizarse con este espectacular relleno.

Cómo hacer crema pastelera de chocolate

Ingredientes

  • 60 gramos de chocolate negro.
  • 500 mililitros de leche.
  • 90 gramos de azúcar.
  • 3 cucharadas de fécula de maíz.
  • 4 yemas de huevo.

Cómo hacer crema pastelera de chocolate

Pasos a seguir

  • En una olla se coloca el chocolate negro y la leche, teniendo en cuenta reservar una taza de leche, la cual se utilizará después.
  • A fuego muy lento, colocar la leche con el chocolate derretido y batir sin descanso hasta que el chocolate se disuelva por completo. Es bueno mencionar que entre más pequeños sean los trozos de chocolate, menos tiempo habrá que batir.
  • En otro recipiente se deben batir las yemas de huevo. Ten en cuenta que con una herramienta eléctrica será mucho más rápido que con una manual, siempre buscando que la mezcla tome una consistencia cremosa.
  • Agregar la fécula de maíz en la taza de leche que se reservó y mezclar hasta disolver.
  • Luego de disuelta la fécula, se agrega el azúcar y se bate vigorosamente hasta disolverla toda. Este paso es sumamente importante, ya que ayudará a no sentir texturas arenosas en nuestra crema.

Cómo hacer crema pastelera de chocolate

  • Lentamente verter la mezcla realizada en la olla con el chocolate disuelto. Se debe agregar de poco en poco para evitar grumos.
  • Cocinar a fuego bajo, siempre revolviendo. Realizar esto hasta obtener una crema espesa y homogénea.
  • Colocar en un recipiente hermético o en la manga pastelera.
  • Dejar enfriar a temperatura ambiente y luego guardar en el refrigerador hasta su uso.

Esta crema puede durar bien refrigerada y cerrada hasta una semana. En caso de que no se refrigere, se recomienda consumir en menos de 24 horas.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − dos =