Cómo hacer crema casera de avena para refrescar la piel

Tabla de contenido

Las pieles sensibles siempre se encuentran irritadas o presentan resequedad. Existen cremas caseras sencillas de hacer que solucionan este problema con productos naturales.

La avena combinada con el aceite de oliva, al unir estos dos productos tendremos una poderosa crema corporal, casera y de fácil aplicación. La avena es uno de los cereales más conocidos por lo beneficiosa que resulta para la salud. Es calificada como uno de los cereales regeneradores para la piel, debido a su alto contenido para calmar el ardor en la piel.

La avena se ingiere y también se utiliza de manera externa, porque aporta muchos beneficios para todo el cuerpo. Es rica en fibra y es conocida como una de las mejores fibras para el estreñimiento, como controladora del colesterol, y su alto contenido en proteínas la convierte en un alimento muy completo en la dieta diaria.

También es conocida por los efectos positivos en la piel. Se usa como exfoliadora, como equilibrio en las pieles grasas y como calmante en aquellas pieles irritadas.

Con esta crema podrás conseguir tener una piel sana y suave.

Cómo hacer crema casera de avena para refrescar la piel

Ingredientes

  • 5 cucharadas de aceite de coco.
  • 1 cucharada de miel natural.
  • 1 taza de avena
  • 3 cucharadas de aceite de oliva.

Se procede a calentar el aceite de coco en el microondas por 13 segundos o hasta lograr que esté tibio. Cuando este aceite se encuentre tibio, depositarlo en un recipiente y añadir la miel natural y revolver para luego empezar a incorporar poco a poco la avena.

Tras esto, debe continuar mezclando e incorporar el aceite de oliva, sin dejar de mezclar hasta conseguir una mezcla homogénea, dejar enfriar. Una vez que ha reposado, esta crema se endurecerá.

Cómo hacer crema casera de avena para refrescar la piel

Aplicación

Lista esta mezcla, se procede a aplicar con ayuda de una brocha, a pintar el cuerpo o la zona donde desees hidratar o suavizar o que sientas irritada.

Este tratamiento, puede aplicarse de una a dos veces a la semana. El cuidado de la piel es fundamental, pues el sol y el medio ambiente resecan la piel y si vas a la playa la piel puede sufrir irritación por el exceso de exposición al solar.

Con esta crema casera podrás tener excelentes beneficios. Se recomienda, utilizarse, después del baño, sobre todo en aquellas zonas de los codos, rodillas y pies. Los resultados los podrás notar pasados los 30 días, sentirás la suavidad en las zonas ásperas. Se puede guardar en la nevera por un lapso de 3 meses. Siempre bien tapada para que no se contamine.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + 1 =