Cómo hacer burbujas de colores para los pequeños

Cómo hacer burbujas de colores para los pequeños
Valor este articulo

Los chicos son inquietos por naturaleza. Pueden tener los juegos o videojuegos más divertidos; pero en cuestión de horas ya están aburridos. Es por ello que de vez en cuando es bueno invitarles a hacer cosas divertidas. Una de estas manuales son las burbujas de colores.

Se trata de un juego con el cual se divierten grandes y pequeños. Resulta muy sencillo de realizar. Pero la añadidura en este caso son los colores. Es un atractivo adicional que seguramente encantará a los pequeños.

Cómo hacer burbujas de colores para los pequeños

Materiales para hacer burbujas de colores

  • 50% de agua preferiblemente destilada
  • 40% de champú para bebes en su fórmula original, sin agregado de manzanilla, aloe o algún otro. Utilice el que es neutro de preferencia. Evite utilizar el lavavajillas, detergente de ropa o champú de adultos. En todo caso la seguridad de los niños es primordial y con estos productos podríamos causar irritación en sus ojos.
  • 10% de glicerina, la cual se puede adquirir en la farmacia. La más recomendable es la glicerina especial utilizada en repostería.

Se recomienda jugar al aire libre para evitar manchar los muebles o paredes. Además cuide de no jugar en superficies lisas, ya que los pequeños podrían resbalar y caer. Otra recomendación es jugar luego de que haya caído lluvia o rociar el ambiente con un poco de agua. Esto porque las burbujas se forman mejor en los ambientes húmedos.

También es necesario estar atentos a los pequeños para que no ingieran la mezcla. Al final queda con un sabor un poco dulce.

Cómo hacer burbujas de colores para los pequeños

Procedimiento para hacer burbujas de colores

Es necesario incorporar a los pequeños en la fabricación de burbujas de colores. De esta manera disfrutarán con mayor gracia del juego una vez finalizado el proceso. Entonces, lo primero a realizar es mezclar los materiales o ingredientes sin batirlos. Únalos o júntelos cuidando de que no hagan espuma.

Puede mover muy lentamente dando unas pocas vueltas solamente. La razón para no hacer espuma es que ese detalle le resta fuerza a la mezcla. Deje reposar por un día completo para obtener óptimos resultados.

Bien hasta este punto, luego de transcurridas las 24 horas la mezcla original está lista. Se pueden hacer dos cosas. Separar suavemente en pequeñas proporciones para agregarles gotas de tinta de colores, usada en repostería, por separado. Así obtendrían burbujas de colores específicos.

Lo otro es agregar gotas de diferentes colores a la mezcla original. Se obtendrán entonces burbujas multicolores. Solo basta tomar un absorbente plástico y a soplar las burbujas de colores.

 

 

 

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + diecinueve =