Cómo convertir tus jeans en skinny jeans

Los skinny jeans llegaron para quedarse. Desde su irrupción, se han afianzado como una manera de destacar las curvas naturales del cuerpo a la vez que se han convertido en la pieza infaltable en el closet de muchas mujeres. El único problema es que comprar un nuevo par puede ser costoso, especialmente si hay un par de jeans qua sientan perfectamente aunque sean de bota ancha.

Por suerte para todas, lo único que se necesita para convertir muchos jeans en un skinny jeans que siente de maravillas, es tu skynny jean favorito, una máquina de coser, un par de tijeras muy afiladas, alfileres y todos los jeans a transformar.

22340799989_cd498af410_b

Pasos de la conversión

  1. Selecciona los jeans que quieras transformar. Debes procurar que te queden bien en la zona de cintura y caderas.
  2. Coloca los jeans al revés (con las costuras hacia afuera) y dóblalos en dos. Estíralos en una superficie plana y sobre ellos, coloca tu skinny jean favorito, procurando que las costuras coincidan.
  3. Con alfileres, marca el contorno de tu skinny en tus jeans: si los marcas en la costura exterior, ajustarlo será mucho más fácil.
  4. Pruébate los jeans y rectifica la ubicación de los alfileres si te quedan muy flojos o ajustados.

30842066564_29a92aed2d_b

  1. Quítate los jeans y con ayuda de una tiza y una regla, marca la línea recta de costura siguiendo la forma de tus skinny.
  2. Con tu máquina de coser, pasa dos costuras rectas siguiendo tus marcas en la pierna derecha. Luego, a pie de máquina, cose un zigzag; esto ayudará a que tus costuras no se deshilachen.
  3. Repite el paso anterior con la pierna izquierda
  4. Corta el excedente de tela, lo que originalmente era la “bota del pantalón”. Da la vuelta al jean y pruébatelo.

8630814552_9fb45bd4c8_z

Puedes repetir este proceso con cuantos jeans desees siempre que tengas un modelo que te ajuste perfectamente a ti. Recuerda que no todos los jeans son iguales ni estiran de la misma manera y por eso es importante probártelos al empezar el proceso ¡no cosas ni cortes sin cerciorarte de que te queden bien!

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 15 =