Cómo tratar la halitosis

Cómo tratar la halitosis
5 (100%) 1 vote

La halitosis es una de las condiciones más comunes que se generan en el interior de la boca humana. Se nota cuando sientes mal aliento. De ser el caso, es necesario tratar la halitosis para no generar rechazo social. Por lo general las personas que sufren de ella se aíslan del resto. Otras veces, son los terceros quienes se alejan, pues el afectado no detecta su mal.

¿Qué genera la halitosis?

El mal aliento se puede producir por diversas causas, las cuales incluyen descuidos en la higiene bucal o problemas de salud. Algunas de las causas de la halitosis son, en esencia, la gingivitis, la ausencia del cepillado de dientes diario. También se presenta en quienes tienen problemas relacionados con el hígado o los riñones, gastritis e incluso la mala alimentación.

Como ves, la halitosis puede tener muchas causas. Sin embargo, el tratamiento del mal aliento es exactamente el mismo en todos los casos. Lo primero a tener en cuenta es seguir una correcta higiene bucal.

Cómo tratar la halitosis

Aunque parezca obvio, cepillar tus dientes favorecerá la eliminación de los gases que se encargan de producir el mal aliento. Sin embargo, no bastará con que limpies correctamente tus dientes, también tendrás que lavar tus encías y lengua. Para complementar el cepillado te recomendamos utilizar hilo dental. Finalmente, hacer gárgaras con enjuague bucal.

Mantener tu boca completamente hidratada también te ayudará a tratar la halitosis. Esto se debe a que el agua eliminará las bacterias combinadas con la saliva que se encuentren en la cavidad bucal.

Mastica chicle sin azúcar

Si te agrada masticar chicle este hábito podría serte realmente útil a la hora de evitar la halitosis. Eso sí, recuerda que el chicle que compres deberá ser 100% sin azúcar. De lo contrario, las caries podrían empezar a aparecer en tus dientes.

Cómo tratar la halitosis

Por último, recomendamos iniciar una dieta alimenticia sana, donde los alimentos ricos en grasa sean más controlados. Preferiblemente, evita a toda costa la comida rápida. Para complementar tu dieta añade ciertas bebidas ácidas, como los jugos o zumos de naranja o las limonadas.

Siguiendo los consejos mencionados en los párrafos anteriores podrás evitar el mal aliento. De igual manera aprenderás a controlar y tratar la halitosis.  No permitas que esta condición te incomode en momentos importantes. Siéntete libre de hablar y conversar con quienes te rodean y disfruta de un excelente aliento pero, sobre todo, duradero.

Nada como sentirse aceptado por los seres queridos y amados.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 4 =