¿Cómo suplantar un hábito malo por uno bueno?

¿Cómo suplantar un hábito malo por uno bueno?
Valor este articulo

Lo más importante para comenzar con la suplantación de un hábito malo por uno bueno es que te estés dando cuenta que algo estás haciendo mal, ese es el paso más importante para un cambio eficaz. Sin embargo, muchos estudios han confirmado que el hábito malo no desaparece del todo, solo se trata de evitar, pero esto no es un impedimento para mejorar.

¿Cómo suplantar un hábito malo por uno bueno?

¿Cuáles son tus malos hábitos?

Lo más saludable para las personas es detectar cuáles son sus debilidades y qué es lo que quieren cambiar específicamente. Esto se puede lograr haciendo una lista, la cual puedes hacer durante el día a medida de que te des cuenta qué cosa no haces bien para ti mismo. Un mal hábito no es más que una acción repetitiva que daña tu bienestar o salud esto, por lo general, logra que tengamos una recompensa a corto plazo –de bienestar- para nuestro cerebro, aunque a largo plazo no lo sea.

Un ejemplo de mal hábito son las gaseosas. Nuestro cerebro las recuerda mediante una sensación repetitiva de sed y eso es lo que realmente nos da la “excusa” perfecta para ir por esa gran cantidad de azúcar en lata.

¿Cómo suplantar un hábito malo por uno bueno?

Como se dijo anteriormente, no se puede eliminar los malos hábitos por completo, una parte de ti siempre estará atada a él. Pero lo que sí se puede hacer –que resulta muy efectivo- es cambiarlo por uno positivo inmediatamente. Si seguimos con el ejemplo de la bebida gaseosa, es que esta la podemos cambiar por botellas de agua y dejar de comprar las latas. De igual manera, sucede con muchos otros hábitos.

Cualquier hábito se puede cambiar siempre y cuando uno esté dispuesto a mejorar. Comer cosas dulces en el desayuno se puede intercambiar por un desayuno con frutas o unas galletas con aguacate. De esta manera debes hacer lo mismo con todo lo que puedas mejorar.

¡Tú puedes!

Aunque no lo puedas notar la primera vez, y te dé mucha impotencia no poder hacer lo que realmente quieres, te podrás dar cuenta con el pasar de los días que te vas a sentir muchísimo mejor con respecto a ti, te sentirás lleno de triunfo y complacido con que lograste una cosa que jamás pensaste que podías alcanzar. Lo primordial es que creas en ti y te enfoques solamente en estar bien.

¿Cómo suplantar un hábito malo por uno bueno?

Inténtalo, esfuérzate y pon consciencia en tus hábitos que no son tan buenos y hazlos positivos. No olvides aprender también acerca de cómo tener hábitos altamente efectivos. ¡Confiamos en ti!



Articulos populares

Deja tu opinion aquí