Cómo ser más ordenado

Cómo ser más ordenado
Valor este articulo

El desorden es un estado en el que a veces no encontramos lo que buscamos, o estamos perdiendo más tiempo de lo requerido en conseguir un artículo. Para ayudarnos a ser más ordenado podemos seguir estos sencillos consejos:

Busquemos un lugar para todo

Intentemos que cada cosa tenga su lugar determinado. Podemos etiquetar cada uno de estos espacios para llevar mejor organización. Cada vez que se uses ese objeto es importante que lo vuelvas a poner en el lugar indicado para ello.

El lugar que está desordenado a veces puede agobiarnos, pero es preciso que lo arreglemos poco a poco, poner un poco de música puede hacer la tarea más divertida.

Es bueno establecer una rutina para limpiar

Es recomendable crear pequeños hábitos que poco a poco se convierten en rutinarios y nos ayudan a mantener todo ordenado.

Ten en cuenta que si se desordenada algún área se limpie inmediatamente, de esta forma no nos va a dar flojera limpiar, ya que mientras ensuciamos o desordenamos vamos a su vez ordenando. Por ejemplo, al cocinar cada vez que ensuciemos un plato lo lavamos y de esta manera no se acumulan en el lavavajillas.

Tener un horario para ordenar y limpiar, así como se tiene uno para estudiar o trabajar, ayudará a crear ese hábito y mantendrá todo en su lugar.

En el caso de tener muchos papeles o facturas sueltas, es útil tener un archivador para colocarlos todos y poder tener una lista con todos los documentos realmente importantes.

Finalmente, etiquetar es una buena forma de tener todo en orden y saber qué es lo que se tiene en cada lugar.

Es importante mantener todo con orden para ahorrar tiempo a la hora de buscar algún artículo. El orden es un hábito que poco a poco se puede ir cultivando y que con el tiempo se hace de forma tan automática que ya uno no se dará cuenta.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 2 =