Cómo hacer una exposición

Cómo hacer una exposición
Valor este articulo

Cómo hacer una exposición

Saber cómo hacer una exposición resulta casi obligatorio en la vida estudiantil y empresarial. En ella quedan evidentes los conocimientos sobre el tema. Es una forma de presentación eficiente para impartir clases y generar conocimiento. En general, es una tarea sencilla pero muchas personas no saben cómo hacer una exposición. Sea porque sufren de miedo escénico, tienen problemas de dicción o les cueste dominar el tema. Por eso te explicaremos de manera sencilla cómo hacer una exposición.

Fase de Investigación

Aquí el punto central es averiguar todo lo posible sobre el tema que se va a exponer y concatenar ideas. Esto no es igual a un trabajo escrito, consiste más bien en el ejercicio de leer, analizar y comenzar  a cuestionarse sobre el tema; reconocer todos los detalles, formular preguntas clave y especular sobre las posibles interrogantes del público. En el proceso le darás respuesta a cada una; utiliza las ideas centrales de lo que se quiere explicar y profundiza su concepto para responder esas interrogantes. Luego tendrás que elaborar el material de apoyo para la exposición. Para esto usarás contenidos de vital valor, que  el público disfrute y les dé  las herramientas para comprenderlo mejor. Así estarás evitando una actividad cargada únicamente con el discurso que podría tornarse tediosa, que se preste a la distracción, crítica y falta de interés.

https://c1.staticflickr.com/5/4146/5221109986_779d8d1e6b_b.jpg

El discurso

Es aquí donde realmente sabremos cómo se tiene que hacer uso de la oratoria para realizar una exposición. Primero que nada la preparación previa es lo más importante. Para prepararse como es debido tiene que seguir los siguientes pasos: ampliar el conocimiento de la idea central a transmitir; trazar un objetivo para el discurso; organizar las ideas relevantes y construir con ellas una secuencia. Elaborar una secuencia con las ideas relevantes le dará coherencia y obtendrá la atención del público durante su intervención. No tengas miedo de usar las más sencillas palabras y frases clave, eso te dará naturalidad y te ayudará a transmitir el mensaje. También practica la alocución a fin de subsanar los posibles equívocos, busca modos de reemplazar los olvidos de información, evita las distracciones y la desconcentración.

Recuerda invitar al público a participar. Para eso anuncia, convoca y genera interés en el tema. Tu presentación debe crear, desde el primer momento, interés y convertirse en un buen centro de atracción. Haz que el tema sea el que hable, más que tú mismo como orador.

https://static.pexels.com/photos/267807/pexels-photo-267807.jpeg

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + quince =