Como preparar un discurso

Como preparar un discurso

Hay personas a las que se les hace difícil, y hasta imposible, hablar en público. Pueden caer ante el pánico escénico, pasar por lagunas mentales, dejarse llevar por la ansiedad y experimentar también confusión en medio de las opiniones y expectativas del público. Es importante  saber cómo preparar un discurso. Así lograrás captar la atención de los presentes; llegar a difundir la de modo sencillo y comprensible la información. También podrás concluir en buen término una intervención, sin que se vuelva tediosa ni se haga engorroso para el expositor

Organizar las ideas

Establece la idea central: procura transmitir la información sin rodeos, ve al grano. Utiliza  ese punto para emplear diferentes técnicas de ampliación de la idea y enriquecer el contenido. Mantén tu enfoque en el tema que vas a tratar, parte de lo específico a lo general sobre el tema en cuestión y detalla al público solo lo que es necesario.

Siempre se recomienda hacer un esquema preparar un discurso en el que se integren varias técnicas. Solo así captarás la atención del público. Hablar de un tema en específico; tener posibles respuestas para preguntas clave; disponer de al menos un mapa mental para que te ayude como interlocutor a determinar lo que se debe explicar y no divagar entre las ideas

Discurso, Etapa, Conferencia, Micrófono, Feria

Plantéate un objetivo principal para lograr un cometido exacto. Necesitarás de otros objetivos más específicos, utilizando la premisa de: la unión de las partes que conforman “el todo”

No se te puede olvidar ordenar tus ideas. Debes hacer un plan que disponga las ideas en secuencia, trata que cada una de ellas entre como consecuencia de la otra. Inicia  siempre con la idea principal y ábrete de ella como si fuera un círculo. Una vez que llegues a su punto límite, empieza a envolver nuevamente  hacia dentro y vuelve a llegar a la idea central, donde esas explicaciones que dilataron hacia otros puntos relacionados. De tal manera se integrarán para llegar al punto de partida.

Cierra con broche de oro

La mejor recomendación: usar como cierre frases y palabras que causen impacto y despierten el interés. Busca atraer al principio de la presentación y mantén esa atención con el final. Emplea aquellas palabras que hagan un llamado, las que expresen necesidades surgidas a partir de esa idea central. Busca que no solo cumplan el objetivo, sino que deje abiertas las posibilidades para que el público desee más.

Ordenador Portátil, Apple, Macbook, Equipo, Explorador

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + dos =