Cómo preparar un biberón

Cómo preparar un biberón
Valor este articulo

Cómo preparar un biberón

Alimentar al bebé, muchas veces no se hace únicamente con la leche materna. Aunque la leche materna es lo mejor y más sano para el bebé, no todas las mujeres pueden hacerlo por muchas razones. Por lo que es necesario que los padres recurran a las fórmulas infantiles para alimentar al recién nacido o bebé, posiblemente hasta los 2 o 3 años. De allí la importancia de que todos los padres sepan cómo preparar un biberón.

153749659_wide

Lo mejor para preparar un biberón, es usar formulas a base de leche maternizada. Pues estas contienen todas las vitaminas y minerales que tu bebé necesita. Son sintetizadas a partir de compuestos naturales obtenidos de la propia leche materna. Por esta razón lo ideal es, seguir las instrucciones del pediatra y buscar las fórmulas de mejor calidad. Siempre tomando en cuenta si tu bebé es alérgico a la lactosa o necesita alguna fórmula especial.

Preparar un biberón convencional

Al preparar un biberón normal, hay que tomar en cuenta los meses del bebé y el peso. A partir de allí tendrás la cantidad de onzas de leche que vas a preparar. Esto puedes consultarlo con el bebé y en las instrucciones de la formula.

Se debe hervir el agua, aun cuando sea embotellada. Los bebés son muy delicados, por eso hay que hervir bien para matar todas las bacterias que pudiera contener el agua. Lo normal es una medida de leche por cada onza de leche. Pero siempre debes verificar, pues dependiendo de la marca, el tamaño de las cucharadas de medidas pueden variar.

502011488_wide

Cuando el agua esté tibia, agrega la cantidad de onzas al biberón y luego las medidas de leche. Bate con fuerza hasta que la leche se disuelva y ten cuidado con los grumos. Verifica que la temperatura sea adecuada para el bebé. Puedes hacerlo dejando caer una gota en la mano.

Otras preparaciones

El biberón después de cierta edad, dependiendo de lo que aconseje el pediatra, puede prepararse un poco más espeso, añadiendo otros elementos. Por ejemplo se puede hacer una deliciosa compota o un zumo, para preparar un biberón delicioso que aporte otros ingredientes nutritivos.

1

Primero necesitamos maizena (fécula de maíz) o harina de arroz. Esta se bate primero en agua fría y se lleva al fuego removiendo hasta que hierva. Luego, dejándola reposar, se le agrega el zumo de frutas concentrado y bien colado con la que se hará la compota. Se licua preferiblemente para que se integre bien. Es importante que no se sirva muy caliente ni muy frio, sino a temperatura ambiente.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cinco =