Cómo preparar smoothies caseros

Cómo preparar smoothies caseros
5 (100%) 1 vote

Los smoothies se han convertido en una de las bebidas de moda de nuestra época, su fácil preparación, gran vistosidad y deliciosa frescura ofrece los mejores beneficios a aquellos que se dispongan a disfrutarla. Si eres un amante de los smoothies y quieres conocer cómo preparar smoothies caseros, ¡este artículo es para ti!

Los smoothies no son más que bebidas hechas a base de frutas, verduras, dulces y otros ingredientes; sin embargo, muchas personas se han dedicado a convertirlas en batidos saludables que, si te interesa aprender a prepararlos, y continuar con tu dieta alimenticia, simplemente tendrás que seguir leyendo.

La base de los smoothies puede ser agua, leche o agua de coco. Esta decisión dependerá al 100% de ti y de tus gustos, por ello, te recomendamos realizar varias preparaciones a fin de que puedas determinar cuál es realmente tu base preferida.

Una vez que hayas escogido la base del batido tendrás que añadirla al vaso de tu licuadora. La cantidad dependerá de cuántos litros de smoothie quieres preparar, por lo tanto, piensa en cuántas personas tomarán la bebida y calcula a partir de los vasos.

Piensa en alimentos verdes

El próximo paso será escoger el primer ingrediente verde. Para hacer esto solo tendrás que determinar tu planta favorita, por ejemplo, podrías añadir algunas hojas de lechuga, pequeños trozos de apio, rebanadas de pepino, ¡en fin! Simplemente escoge el alimento verde de tu preferencia y agrégalo a la licuadora.

Ahora llega el momento de uno de los ingredientes más deliciosos del smoothie: ¡las frutas! Llegado este paso tendrás que añadir aquellas frutas que consideras que le darían un toque delicioso a tu batido, algunas de ellas podrían ser las moras, el aguacate, las bananas o el limón, en caso de que desees un toque ácido.

¿Necesita más dulce?

Si con la adición de la fruta anterior consideras que tu smoothie aún no estará lo suficientemente dulce, te recomendamos añadir un poco de miel de abeja o jarabe de arce. Igualmente podrías doblar la cantidad de las frutas añadidas o simplemente agregar otras como, por ejemplo, las ciruelas o los dátiles.

Si lo deseas podrás agregar un toque extra de sabor a tu smoothie, ¿cómo? Pues simplemente deberás buscar algunas hojas de menta, trozos de cacao (o cucharadas del mismo en polvo) o algunas ramitas de canela. Estos ingredientes serán los encargados de darle a tu bebida un sabor más especial.

Cuando hayas acabado simplemente deberás cerrar el vaso de tu licuadora y activarla, así de fácil será preparar smoothies caseros.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 12 =