Cómo pintar sobre cerámica

Pintar sobre cerámica es una actividad muy relajante. Puede facilitar la concentración de las personas y hacer que éstas puedan estar bajo unos niveles de desahogo, perfecto para aquellos que tienen una vida estresante o un trabajo que les absorbe mucho tiempo.

Lo mejor de pintar en cerámica es que no es difícil, se puede lograr pintar de manera sencilla, sin necesidad de ser un experto en artes plásticas. Solo se debe tener el interés por aprender y tener paciencia para dar esas pinceladas que no suelen ser sencillas.

Cómo pintar sobre cerámica

Para pintar en cerámica es necesario contar con una figura que será utilizada como lienzo, un trapo húmedo, pinceles de todos los tamaños y formas posibles, además de pintura especial para cerámica.

Comenzar a pintar

Antes de pintar se debe limpiar muy bien la figura. Se debe pasar el trapo húmedo por toda la cerámica y esperar a que la misma se haya desecho de todo el polvo que se pueda acumular en su superficie.

Si no se limpia la figura, es posible que se presenten molestos relieves de polvo mezclados con pintura, lo que es de muy mal gusto.

Cómo pintar sobre cerámica

Comenzar a pintar

Antes de aplicar los colores es necesario pasar una capa de color blanco por toda la figura. El color blanco ayuda a que los otros colores se fijen de mejor manera. Si no se aplica la capa blanca, es posible que se deban utilizar varias capas de pintura de color para que el molde tenga el tono deseado.

Cómo pintar sobre cerámica

Cuando se ha aplicado la capa blanca de pintura, se comienza a utilizar otros colores. Se pueden utilizar los tonos y colores que la persona quiera. No importa la forma de la figura, la persona está en la libertad de pintar como guste.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × uno =