Cómo pintar cerámica con marcadores

Cómo pintar cerámica con marcadores
5 (100%) 1 vote

Cómo pintar cerámica con marcadores

Si tienes un objeto de cerámica que quieras decorar para darle color, o para regalarlo a alguien especial, no es necesario que tomes un curso intensivo de manualidades para lograrlo. Lo único que necesitas para pintar cerámica con marcadores es conseguir marcadores cerámicos o marcadores especiales para cerámica. Son muy similares a los marcadores normales, con la diferencia de que la tinta no se desvanecerá en un par de horas de la superficie de cerámica.

El proceso para pintar la cerámica es sencillo, y el hecho de que la tinta sea permanente no quiere decir que no puedas borrar algún dibujo o trazo si sale mal. Si te das cuenta de que el diseño que dibujaste no te agrada, puedes tomar un paño de tela y frotarlo sobre la tinta para borrarla. Lo que debes tomar en cuenta es que mientras más tiempo esperes para que la tinta seque, será más difícil borrarla. Así que es mejor que decidas rápido si quieres borrar algún diseño.

Materiales

  • Objeto de cerámica blanca (puede ser una taza, un plato, una bandeja o cualquier otra cosa).
  • Marcadores cerámicos de distintos colores.
  • Paño de tela para rectificar.
  • Horno.
  • Hoja de papel o cartulina.
    Cómo pintar cerámica con marcadores

Pasos para pintar cerámica con marcadores

  • Lava y seca bien el objeto de cerámica que vayas a pintar. De lo contrario corres el riesgo de que la tinta no se adhiera bien.
  • Ten un bosquejo previo de lo que vas a dibujar. Si vas a pintar una taza puedes probar rodeándola con un trozo de papel y dibujando con lápiz sobre él. De este modo reducirás significativamente el riesgo de equivocarte al momento de dibujar directamente sobre la cerámica.
  • Una vez hecho esto es el momento de plasmar el dibujo final con los marcadores. Agita los marcadores con fuerza antes de destaparlos. Al quitarles la tapa puede que veas la punta blanca. Esto no es problema, es solo que la tinta no ha llegado a la punta del marcador aún. Presiona la punta del marcador sobre el trozo de papel o cartulina de prueba hasta que salga la tinta. En ese momento estará listo para dibujar sobre la cerámica.
  • Si te equivocas en un trazo, recuerda que puedes borrarlo frotando el paño de tela sobre la cerámica. Esto funcionará siempre que no esperes demasiado tiempo para hacerlo (dígase media hora).
  • Cuando termines el diseño debes dejar secar la tinta sobre el objeto de cerámica. Puedes esperar de dos a cuatro horas. Pasado este tiempo debes meter la taza al horno, durante media hora con una temperatura de 160°C (sin precalentar). Pasado este tiempo deja que la cerámica se enfríe en el horno sin tocarla ni abrir la puerta del mismo.

Una vez fría, ya puedes sacarla y utilizarla. Gracias al tiempo de horneado, el agua y el jabón no podrán borrar la tinta de la cerámica, pues ya estará sellada por completo. Esta técnica puedes utilizarla sobre cualquier objeto de cerámica que quieras utilizar. Además, estos marcadores también funcionan sobre metal, cristal y porcelana. Por lo que no habrá problema si decides extender tus habilidades decorativas a otros objetos.

Cómo pintar cerámica con marcadores

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − nueve =