Cómo limpiar el oro

Las prendas de oro son una de las mejores formas de demostrar buen gusto y éxito en la vida. Las piezas a base de oro son muy valiosas, por lo que deben ser cuidadas de manera especial. Aunque, el oro es muy resistente, no está de más darle una limpieza profunda cada cierto tiempo.

Lo bueno de limpiar el oro, es que no se necesitan productos especiales, además de no tener que pasar varias horas lavando. Cualquiera puede limpiar el oro, solo se necesitan unos ingredientes básicos.

Los productos que no pueden faltar para limpiar el oro son, el detergente de lavavajilla y un cepillo de dientes viejo o que sea usado solo para limpiar; además de un poco de agua.

Cómo limpiar el oro

Preparar el agua

Para limpiar el oro es necesario calentar un poco de agua, se debe tener agua a tibia, no caliente, y luego poner unas cuantas gotas de detergente líquido, suficiente como para formar una capa de espuma sobre las piezas de oro que serán lavadas.

Una vez que se sumergen las piezas de oro en esa agua limpia, se pasa al siguiente paso para quitar suciedad del oro, el cepillado.

Cómo limpiar el oro

Limpiar y cepillar bien

Se debe tomar la pieza de oro y debe ser cepillada con un cepillo de cerdas suaves, si estas cerdas son duras, pueden causar rayones en la pieza de oro. Se debe cepillar toda la pieza de oro, para luego pasar abundante agua, hasta ver que todo el detergente ha sido expulsado de la pieza de oro.

Se puede repetir el procedimiento cuantas veces sea necesario, aunque con una sola vez es suficiente.

Para terminar de desmanchar el oro, se debe limpiar muy bien la pieza con un paño seco y limpio.

Si no se quiere utilizar detergente, se puede usar un poco de amoniaco, el cual actúa casi de igual forma que el detergente.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 − 3 =