Cómo jugar Solitario Spider

Si has jugado alguna vez Solitario (el juego de cartas) puede que hayas escuchado que este juego tiene muchas variantes y que estas pueden llegar a diferir bastante del Solitario original. Una de las variantes más conocidas, gracias a su inclusión entre los juegos de ordenador que trae el sistema Windows, es el Solitario Spider: un juego tanto entretenido como con cierto grado de dificultad, que puede aumentar dependiendo de cómo se juegue y que ofrece una alternativa interesante al Solitario convencional al que estamos acostumbrados.

Cómo jugar Solitario Spider

Si te interesa este juego o sientes curiosidad por saber cómo jugarlo, quédate con nosotros y continúa leyendo.

Reglas del juego

Igual que en el Solitario tradicional, se utiliza la baraja francesa sin los comodines, pero se usan de 2 a más barajas dependiendo de la dificultad elegida. El objetivo es organizar las cartas por sus palos, empezando por la K y terminando con el As, en el menor número de movimientos posible.

Comienzas con 10 columnas en el tablero y el resto de las cartas en un mazo a un lado de este. Las primeras cuatro columnas (de izquierda a derecha) tienen 6 cartas cada una y las seis restantes tienen 5 (todas las cartas con la cara abajo excepto la última carta de cada columna). Para ganar deben retirarse las cartas del tablero, esto se logra haciendo pilas de 13 cartas del mismo palo.

Cómo jugar Solitario Spider

Como en el Solitario tradicional, para mover una carta de una columna a otra el número de dicha carta debe ser el menor inmediato al de la columna al cual la vas a mover (si mueves un 5, debes moverlo hacia un 6). Sin embargo, a diferencia del Solitario convencional, en el Spider el número no debe ser solo el menor inmediato, también debe ser del mismo palo (un 5 de picas hacia un 6 de picas). Esto es lo que aumenta la dificultad del juego cuando se juega con más de un palo. Cada vez que muevas una carta a otra columna debes destapar la carta cara abajo que queda en el lugar que dejó la carta.

Mayor diferencia

La mayor diferencia entre ambos Solitarios es el uso del mazo. Cuando no hay movimientos posibles entre columnas, en el Solitario tradicional se van volteando las cartas del mazo para usarlas de una en una. En el Spider, cuando no hay más movimientos se sacan 10 cartas del mazo y se coloca una en cada columna, un poco más abajo que las últimas cartas de dichas columnas.

Cómo jugar Solitario Spider

Ahora que sabes cómo jugar Solitario Spider, te dejamos el siguiente enlace para que aprendas a jugar otro de los juegos tradicionales que podrás hacer tanto físicamente como virtualmente; el ajedrez: https://comolopuedohacer.com/como-jugar-ajedrez

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + veinte =