¿Cómo hacer un repelente natural?

¿Cómo hacer un repelente natural?

Los repelentes son una de las mejores armas que tenemos para prevenir las picaduras y molestias de diversos insectos. Especialmente de zancudos o mosquitos que rondan hasta en el rincón más remoto de nuestro hogar. Puedes comprar los repelentes que venden en farmacias o optar por un repelente natural.

repelente-de-mosquitos-casero

Las advertencias a la hora de utilizar un repelente

Pero, aunque estas sustancias buscan protegernos de los insectos más conocidos, también pueden agravar alguna otra enfermedad. Pues debido a su alto contenido químico son sustancias tóxicas que afectan al ser humano gravemente.

Es por esto, que siempre sus envases vienen cubiertos por diferentes advertencias en cuanto a su uso. Desde mantenerlos alejados de los más pequeños de la casa, hasta la prevención con el contacto directo de su contenido con el de nuestra piel. Especialmente si se trata de personas que padecen de algún tipo de alergia, llegando incluso a hacer mortal en algunos casos.

Debido a esto, las personas conscientes no sólo del daño que estos repelentes causan a nuestra salud, sino incluso al medio ambiente. Han optado por la tangente de comprar sustancias menos dañinas a base de ingredientes naturales. Los más dedicados, prefieren usar directamente productos naturales que no exterminan a los insectos directamente. Pero si evitan su aparición continua o reproducción de los mismos.

repelente-668x400x80xX

Ventajas de hacer un repelente natural

Entre estos ingredientes o sustancias, se encuentra el fruto del árbol de Neem, que, aunque no se escuche demasiado es un árbol común de las zonas tropicales. Comúnmente le llamamos ‘monte’, ya que no es demasiado relevante entre los arbustos de este tipo de zonas. Pero una vez lo logramos detectar, su fruto de color amarillo o verde claro. Posee una propiedad antialimentaria y antihormonal que actúa como repelente de los insectos más comunes en nuestros hogares.

Para crear un repelente con base a este fruto, es necesario triturarlo y agregarlo en vinagre, y ya que el olor del mismo no será demasiado agradable, no es un repelente que se recomiende para el uso humano, no al menos aplicándolo de forma directa sobre la piel.

menta-piperita

Lo ideal sería aplicarlo a tus mascotas, de hecho, entre los animalitos que mayor se ven afectados por sus propiedades son las garrapatas y las pulgas, que aunque no son insectos, sino que forman parte del grupo de los arácnidos, para nosotros son tan molestos como cualquier insecto, por lo que podrías no sólo aplicarlo sobre tu perro, sino también en las zonas donde este suele estar, o entradas y salidas de tu hogar, evitando así su propagación.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + cuatro =