¿Cómo hacer un pie de calabaza?

¿Cómo hacer un pie de calabaza?
Valor este articulo

El pie es un postre delicioso y mundialmente famoso que a muchas personas deleita por su sabor y versatilidad. Ya que lo podemos preparar de muchísimas formas diferentes y acompañarlo con los más variados ingredientes. Desde chocolate hasta frutas. Es sencillamente un postre maravilloso que deja encantados hasta a los más pequeños de la casa.

El pie de calabaza es una variante en la preparación de este rico postre cuyo sabor maravillará a los comensales que tengan el placer de ir a degustarlo. Es una excelente compañía para una merienda de domingo. Aquí aprenderás cómo hacer un pie de calabaza que fascinará a tus seres queridos.

¿Cómo hacer un pie de calabaza?

Ingredientes

Para hacer un pie de calabaza simplemente vamos a necesitar ½ calabaza, 125 gr de azúcar morena, una cucharada de canela, 175 gr de mantequilla, 3 huevos. Una taza de leche condensada, jengibre y esencia de vainilla al gusto. Estos son los ingredientes que necesitamos tener a disposición para poder hacer un pie de calabaza que quedará delicioso. Si ya los tenemos en nuestra cocina, entonces podremos proceder a la preparación.

¿Cómo hacer un pie de calabaza?

Preparación

Para empezar con la preparación de un pie de calabaza necesitaremos, en primer lugar, poner a hervir la calabaza para luego hacerla puré. Entonces, al puré añadiremos la leche condensada, el azúcar y tres yemas de huevo, sin las claras. Estas últimas, junto con la canela y el jengibre los reservaremos.

Aparte, prepararemos una masa usando la vainilla y la mantequilla que posteriormente incorporaremos en un molde refractario y sobre aquella pondremos la mezcla de la calabaza. En este punto, llevaremos al horno por 45 minutos a una temperatura de 180°C. Es importante resaltar que, al hacer un pie de calabaza necesitamos precalentar el horno mucho antes de introducir la mezcla. Puesto que así el calor estará uniformemente esparcido y la masa se cocinará igual por todas partes.

Una vez que la masa se haya cocido, la retiraremos del horno y la dejaremos enfriarse en la nevera por unas 4 aproximadamente. Transcurrido ese tiempo, empezaremos a batir las claras con la canela y el jengibre a punto letra y las serviremos sobre la base. Finalizado este paso, habremos terminado de hacer un pie de calabaza que seguramente será un postre delicioso que compartir con nuestra familia o amigos un domingo por la tarde. Acompaña el pie con una rica taza de café caliente para una merienda memorable, como si estuviésemos en una pastelería.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 12 =