Cómo hacer un peeling en casa

Un peeling es un tratamiento de belleza que puede garantizar una piel cuidada y saludable. Estos tratamientos suelen ser muy costosos, por lo que muchas personas se abstienen de llevarlos a cabo. Aunque es posible hacer un peeling en casa, sin gastar mucho dinero y con una gran efectividad.

Por el hecho de hacer un peeling en casa, no quiere decir que este no sea efectivo. Por el contrario, puede ser más eficiente que algunos tratamientos a base de químicos agresivos que pueden poner en riesgo la estabilidad de la piel. Sobre todo en el caso de pieles sensibles.

woman-316826_960_720

Limpiar la piel

Para hacer un peeling en casa, se debe comenzar limpiando la piel con ayuda de abundante agua y un jabón neutro. Una vez que se tenga la piel limpia, se puede mezclar unas hojuelas de avena con un poco de agua tibia o leche. Se debe crear una mascarilla que se mantendrá en el rostro por unos cinco minutos, para luego ser retirados con la ayuda de abundante agua.

El otro paso para hacer un peeling en casa consiste en calentar una media cucharada de miel y luego aplicarla sobre la piel. No se debe calentar mucho la miel, ya que esto puede dañar la piel.

cereals-228726_960_720

La miel se aplica con la ayuda de un algodón y se deja secar por unos cinco minutos. El próximo paso para hacer un peeling en casa necesita de la ayuda de tomate y pepino.

Mascarilla con tomate y pepino

Para terminar de hacer un peeling en casa, se necesita  medio tomate y medio pepino en buen estado. Estos dos alimentos se ponen en una licuadora y se mezclan bien. Hay que crear una formula pastosa y consistente, la cual será untada sobre la piel del rostro y se mantendrá ahí por un largo tiempo.

olive-oil-968657_960_720

Para que la mascarilla tenga efecto, lo ideal sería aplicarla en la noche. Dejarla hacer efecto por varios minutos, incluso horas, si es posible.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 2 =