Cómo hacer un nebulizador casero

Tabla de contenido

Cómo hacer un nebulizador casero
5 (100%) 1 vote

Los nebulizadores son aparatos médicos. Estos se encargan de suministrar pequeñas dosis de medicamentos para que la persona lo pueda inhalar más fácil. De esta manera, poder abrirle las vías respiratorias. Generalmente es muy usado por personas que se encuentran pasando por cuadros gripales o en personas asmáticas.

Es muy común que muchas personas no tengan estos artefactos para nebulizar. Por esto, es importante saber cómo hacer un nebulizador casero. Así poder usarlo las veces que sea necesario y poder continuar con el tratamiento adecuado. Es importante que al momento de hacer el nebulizador y cada vez que se utilice, debe limpiarse para evitar cualquier contagio con bacterias o gérmenes.

Materiales

·Botella de agua (300ml).

·Cinta adhesiva.

·Cuchillo o tijera.

Procedimiento

Lo primero que se debe hacer es cortar la parte inferior de la botella. Para esto, usamos el cuchillo o la tijera. Es importante tener mucho cuidado para evitar cualquier lesión. Después comenzamos a cortar la boca de la botella, especialmente aprovechando un espacio donde se encuentre un curva lisa.

Al momento de tener los cortes de la botella realizada, lo siguiente es cubrir los bordes de la botella con cinta adhesiva. Esto ayuda a cubrir los bordes de la botella y reduce los daños que puedan ocasionarse en la piel.

También con la cinta adhesiva se debe cubrir la parte superior de la botella, es importante dejar una hendidura para así poder colocar la punta del inhalador. Ahora tenemos listo nuestro nebulizador.

Para usarlo debemos colocar la nariz y la boca en la parte más amplia de la botella, es importante que la posición sea cómoda, ahora debemos comenzar a rociar la dosis del medicamento diluida en solución fisiológica o agua tibia por el otro extremo.

Es posible que el envase de agua comience a deformarse, no debes preocuparte por esto, ya que es un indicativo que estas realizando las nebulizaciones bien. Al culminar la nebulización, el envase vuelve a su forma original, en caso que no suceda, no debes preocuparte, ya que puedes hacer otro nebulizador.

En caso que no tengas la solución fisiológica, puedes poner a hervir agua con hojas de eucalipto. Luego, lo colocas en un recipiente aún caliente y comienzas a hacer las nebulizaciones. Como puedes ver hacer un nebulizador casero es muy fácil, solo debes tener a la mano una botella de agua y comenzar a cortar sus bordes para poder usarlo.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − cuatro =