¿Cómo hacer un mood tracker?

Hay días en los que nos sentimos alegres, nerviosos, tristes, molestos y estamos al tanto de ello. Tenemos semanas que muchas veces son atareadas influyendo enormemente en nuestros estados de ánimo y siempre es de gran importancia tener una forma de analizarlos y estar en sintonía con nosotros mismos. Esto se puede crear con bastante creatividad y colores, y ¿qué mejor para esto que un mood tracker? Si te interesa saber cómo hacer uno, continúa leyendo.

¿Cómo hacer un mood tracker?

¿Qué necesitas?

  • Algunas hojas o una libreta
  • Marcadores, creyones y si te gusta la acuarela, pinceles
  • ¡Bastante creatividad y alegría!

¿Cómo hacer un mood tracker?

¿Cómo empezar?

Lo primordial es poner tu mente a volar y empezar a asignarle a cada dibujito un día del mes (1ero, 2do, 3ero de diciembre, por ejemplo), puedes hacer: nubes, helados, aviones de papel, cactus u otras cosas que te llamen la atención. No solo debes hacer dibujos, también puedes jugar con tu imaginación y hacer algunas figuritas inventadas por ti.

Luego de que sepas qué dibujo o figura quieres realizar para comenzar con tu mood tracker, te toca asignarles colores a tus distintas emociones. Por ejemplo: rojo es bravo, verde es feliz, gris es triste, negro es ansioso, amarillo es neutral y así sucesivamente. Del mismo modo, puedes empezar a jugar con la gama de colores de cada uno y degradar una por una tus emociones.

Lo divertido de todo esto es que al final de cada mes podrás aprender un poco más de ti y cuáles son tus emociones más frecuentes, de esta manera evaluarás tus días y llegarás a cambiar algunos, manteniendo otros de la misma forma.

¿Cómo hacer un mood tracker?

Hay que destacar que esto no solo tiene que ser mensual, también puedes jugar con tu creatividad y comenzar con realizar el año entero, haciendo dibujos y formas hasta completar los 365 días del año. Cuando uno lleva un análisis de sus emociones suele ser de gran beneficio, debido a que logras saber cómo te comportas en ciertas situaciones durante el día.

Asimismo, puedes inventar muchas cosas con este modelo de “calendario” genial. Puedes comenzar con tu análisis de hábitos y hacerlos en cuadritos o dibujos. Esto también suele ser una fantástica idea para conocerte un poco más.

¡Haz que tu mente vuele con colores y figuras! Intenta esto y coméntale a tus amigos y familiares para que puedan aprender y comenzar con esta divertida actividad. Lo importante es disfrutar del proceso.

Otra técnica que puede ayudarte a divertirte y despejar tu mente, sin tener relación con los estados anímicos, son las mandalas. Estas pueden dibujarse y/o colorearse y brindarte un rato de tranquilidad. Descubre cómo hacer una mandala y disfruta los beneficios.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 4 =