Cómo hacer un brazo gitano

Cómo hacer un brazo gitano
Valor este articulo

El brazo gitano es uno de los postres más fáciles de preparar. Aunque es posible que muchas personas hayan desistido de su preparación. No sólo porque se imaginan es complicado, sino también porque no tienen idea de cómo hacer un bizcocho completamente plano. En tal sentido, seguidamente te indicaremos los pasos a seguir para preparar un brazo gitano rico y hermoso.

Este delicioso postre es perfecto para toda ocasión. Se trata de un bizcocho que puede rellenarse con lo que sea, ya sea mermelada o crema pastelera. Además gracias a su textura, se puede comer sin ningún tipo de cubiertos.

 

Ingredientes para preparar un brazo gitano

  • 4 huevos (deben estar a temperatura ambiente)
  • 125 gr de harina (debemos tamizarla y reservarla)
  • 125 gr de azúcar blanca
  • 2 cucharadas de margarina a temperatura ambiente
  • 1 pizca de sal
  • Ralladura de limón o cacao (opcional)
  • Esencia de vainilla

Cómo hacer un brazo gitano

Preparación del brazo gitano

Antes de comenzar debemos precalentar el horno a unos 180° C. Se recomienda utilizar uno que produzca calor tanto arriba como abajo. Esto garantiza la mejor cocción del bizcocho.

En un recipiente comenzamos a mezclar los huevos con el azúcar, la margarina y la pizca de sal.  Batimos hasta obtener una mezcla homogénea para entonces agregar una cucharada de esencia de vainilla junto a las ralladuras de limón o cacao.

Esta preparación debe batirse hasta que se logre triplicar su volumen. Cuando esto suceda es momento de agregar la harina tamizada, poco a poco, mezclando con ayuda de una espátula. Esto evita que la mezcla se pueda bajar. Apenas la preparación esté homogénea y libre de grumos, es momento de colocarla sobre los moldes con papel para hornear. Una vez hecho este proceso llevamos al horno por unos 15 minutos.

Cómo hacer un brazo gitano

Debes tener listo un paño, previamente humedecido. De esta manera, puedes enrollar el bizcocho al momento de sacarlo del horno. Recuerda que este paso es importante, ya que se debe realizar justo al momento que sacas el bizcocho del horno. Si lo dejamos enfriar se vuelve más frágil y el resultado será que se rompa inevitablemente.

Cuando saques el bizcocho del horno comienza a enrollarlo y déjalo enfriar. Una vez se encuentre a temperatura ambiente, comienza a retirar el paño y rellena el bizcocho con crema pastelera o con mermelada.  Incluso puedes usar azúcar pulverizada para decorar el bizcocho. Ahora solo queda cortarlo y disfrutar de este rico postre.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 3 =