Cómo hacer sal de ajo

Cómo hacer sal de ajo

El ajo es perfecto para condimentar a la hora de hacer diferentes platillos en la cocina. Al salir de lo convencional, el paladar detecta rápido un nuevo sabor o condimento. Más aún si hablamos de uno que va a potenciar las cualidades que posee aquello que se está cocinando.

El ajo, como es bien sabido, cuenta con diversas propiedades que lo convierten en una alternativa saludable, en su consumo en todas y cada uno de sus presentaciones. Lo importante al tener en cuenta en estos casos, es el aliento que puedes adquirir si lo consumes en su estado puro. Pero además de eso, todo lo demás son beneficios. Reduce el colesterol, disminuye el nivel de azúcar en la sangre, reduce la presión arterial. Es un gran anticoagulante, dilata los vasos sanguíneos mejorando la circulación, es rico en minerales y vitaminas. Es anti-cancerígeno, mejora la salud de los huesos, mejora la digestión, y se usa para tratar el escorbuto.

Cómo hacer sal de ajo 1

La sal de ajo es un producto sumamente versátil. Sirve tanto de sazonador de preparaciones, como de condimento principal en una comida. Es solo cuestión de que tú decidas como utilizarlo. Uno de sus beneficios quizás más conocidos, es que evita la pérdida de memoria y padecimientos futuros relacionados con la misma.

La sal de ajo es una combinación perfecta y sumamente sencilla de hacer. Así que no esperes más y dale ese sabor extra a la sal común, para hacer que tus comidas sobresalgan aún con mayor sabor. Muy seguramente tus invitados y familiares se impresioarán al probar los platillos que prepares con ella.

Ingredientes

  • 6 dientes de ajo.
  • Sal gruesa.

Paso a paso

  • Lo primero por hacer es machacar los dientes de ajo en un mortero, hasta que queden bien machacadon sin trozos grandes. Después debes pasarlos a un recipiente.
  • Una vez hecho esto, debes agregar la sal al mismo envase y dejar que la sal se mezcle bien durante 3 días antes de comenzar a utilizarla.

Cómo hacer sal de ajo 2

Con esta sal de ajo lograrás que tus comidas tengan un sabor especial y único. Tu familia y amigos quedarán sorprendidos y confirmarás que eres un experto en la cocina. Este puede ser tu secreto para lograr una sazón única,  siempre y cuando las recetas lo permitas. También es conveniente confirmar que tus comensales no sufran de alergias al ajo. Una reacción alérgica puede ser una pequeña molestia o ameritar una visita al hospital, por lo que se recomienda precaución en su uso.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 2 =