Cómo hacer pintura casera

Cómo hacer pintura casera
Valor este articulo

Cómo hacer pintura casera

Cuantas veces no nos ha sorprendido el tiempo y la noche, para volvernos a enterar que para mañana había que llevar la cartulina con la pintura de la exposición. Realmente espero que no hayan sido muchas. Como siempre es bueno ser previsivo y tener las cosas hechas con antelación es preferible mantener surtido un almacén de instrumentos. Especialmente para cuando haya que salir al ataque de las tareas, por eso traemos esta guarnición de ideas. Pero para emergencias puedes aprender algunas cosas, una de ellas es hacer pintura casera.

b12d96b8-811f-4608-8e1e-5de1ea6ca025_749_499

Materiales y preparación

Cómo hacer con los ingredientes típicos de cualquier cocina una pintura, es muy fácil solamente se debe tener: harina de trigo, o en su defecto maicena, sal, agua y colorante alimentario.

Con esta lista de instrumentos pasaremos a formar un engrudo partiendo de la unión de la harina que se tenga con la sal y posteriormente el agua. A esta pasta se le agrega el colorante, que se puede conseguir en tiendas de repostería y voila.

Una pintura fácil, económica, rápida y perfecta para sacar de apuros a cualquiera. Para experimentar en una tarde de esas en las que ya la pintura se acabó. Pero sin embargo los niños quieren seguir pintando.

arte1

Es una pintura versátil

El efecto que alcanza esta mezcla es muy similar a la tempera o a la acuarela. La saturación de su color dependerá del colorante que tengan pero no alcanza un gran brillo. Sin embargo, su textura es muy maleable y benévola sobre el papel.

Entre sus ventajas por una parte, además de su bajo costo, es que permite una experimentación en cuanto a color y texturas distintas a las convencionales. Además es lavable y si llega a manchar alguna superficie su huella no dejara una marca imborrable. Por otra parte entre sus desventajas se cuentan que el secado pueda jugar contra reloj. Haciendo de ella una experiencia de rapidez o contantes recargas de agua en la mezcla.

imagenes-de-arte-3

Es muy recomendable para los niños de la casa puesto que al ser un producto orgánico su riesgo por consumo es mucho menor permitiendo así un contacto distinto con el color. Vincent Van Gogh fue el que dijo que para llenarse de luz y felicidad comía amarillo ya que a este le atribuía estas propiedades. Seguramente muchos se animarían a probar esta pintura de ser necesario. Por estas razones anímense a crear sus propias pinturas caseras.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + 3 =