¿Cómo hacer merengues?

Con esta receta aprenderás a realizar de manera fácil y rápida unos ricos merengues que harán agua la boca  de cualquiera y podrás hacer  uso de tu creatividad colocándole tu toque personal con distintos colorantes comestibles que los harán más divertidos. Esta es una receta en la que pueden integrar a los pequeños de la casa.

Ingredientes:

  • 300 gramos de azúcar
  • Seis claras de huevos de buen tamaño
  • Dos cucharadas de azúcar colmadas
  • Una caña de vainilla
  • Un limón previamente lavado

 

Modo de preparación:

 

Poner al fuego dos vasitos de agua con los 300 gramos de  azúcar, la caña de vainilla y unas góticas del zumo del limón previamente cortado y exprimido. Cocer el almíbar a fuego lento, les recomiendo hasta obtener un punto de bola. Se conoce el punto del almíbar cuando al colocarle unas gotas de agua fría, se forman unas gotas que ceden al presionarlas con los dedos. Encender el horno previamente y graduarlo a temperatura baja. Batir las seis claras de huevo a punto de nieve muy fuerte con la batidora eléctrica preferiblemente  o a mano, colocar unos moldes de papel encerado sobre una placa rectangular de tamaño medio previamente engrasada, llenarlas con porciones de la masa. Espolvorear los merengues con azúcar y coserlos por unos minutos a horno bajo hasta que se doren. Puede darse algo de color a los merengues añadiendo gotas de colorante artificial para repostería a la masa, antes de colocarla en los moldes y cocerlos. Los colorantes artificiales comestibles se pueden conseguir en supermercados y tiendas especializadas en repostería, estos colorantes solo son decorativos pues no tienen sabor ni olor. Puedes añadirlos a ciertos platos como puré de papas, salsas o en este caso postres o dulces, haciendo más visible su presentación.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + veinte =