Cómo hacer helado de almendras

La almendra es uno de esos frutos secos perfectos para aquellos que desean bajar de peso, pero sin tener que sacrificar sabores especiales. Las almendras pueden ser utilizadas como una merienda o como un ingrediente para hacer postres bajos en caloría y con sabores increíbles, como el helado de almendras.

Es muy sencillo hacer helado de almendras, por lo que no es de extrañar que muchas personas lleven a cabo la preparación. Lo bueno de hacer helado de almendras, es que no se necesitan muchos ingredientes, tampoco lleva mucho tiempo la preparación.

Hacer helados de almendras es una de las mejores formas de garantizar una merienda especial entre comidas o dar un postre delicado, pero sabroso a invitados que llegan a la casa.

Cómo hacer helado de almendras

Los ingredientes

Para hacer helado de almendras es necesario contar con leche de almendra, la cual debería ser casera. La leche de almendra industrial, por lo general, viene con altos contenidos de azucares procesados, por lo que es mejor preparar la leche en casa con las almendras, un poco de agua y miel.

Además de la leche de almendras, se debe contar con unos cuantos huevos. Lo ideal sería tener unos 2 huevos, aunque estos dependerán de la cantidad de helado que vayan a hacer.

Cómo hacer helado de almendras

La preparación

Para hacer helado de almendra, se debe tomar la leche de almendras y ponerla en el congelador por unas dos horas, no se debe dejar enfriar mucho.

Mientras la leche está en el congelador, se toman las claras de los huevos y se baten hasta llegar a punto de nieve. Para terminar de hacer helado de almendras, se toman dos cucharadas de claras de huevo y se mezclan con la leche que estaba en el congelador.

Es necesario mezclar bien todo y luego volver a congelar, hasta que  tenga una textura firme y se pueda servir con frutas o solo.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 5 =