Cómo hacer envases para condimentos

Cómo hacer envases para condimentos

Para almacenar por separado los condimentos sin comprar frascos, necesitamos saber cómo hacer envases para condimentos. Esto es posible usando botellas que tengamos en casa, así ordenaremos las sales y especias sin tener que comprar los envases nuevos.

Cómo hacer envases para condimentos 1

¿Qué necesitamos?

  • Frascos vacíos de medicinas naturales.
  • Papel film transparente o papel anti graso de cocina.
  • Pegamento escolar o silicón frío liquido (también pueden usarse las barritas que se derriten con la pistola de calor).
  • Etiquetas o cinta autoadhesiva y marcador de tinta escolar.
  • Aparte un clavo o un tornillo tirafondo (puntiagudo) que servirá de mecha.

Esterilizar los frascos

Independientemente del contenido anterior de los frascos, para procurar la mayor seguridad y limpieza es recomendable esterilizar los frascos. Prepararemos con este fin una solución de agua caliente, vinagre, bicarbonato de sodio y alcohol. Ahora, para hacer envases para condimentos, procedemos al lavado convencional de los frascos con lavaplatos y enjuagamos. Luego los sumergimos en la solución previamente preparada y por cada ½ litro de agua, añadimos 1 cucharada de alcohol. Dejamos los frascos sumergidos al igual que las tapas hasta que el agua enfríe. Los sacamos, enjuagamos con agua clara tibia y secamos bien con un paño limpio.

Cómo hacer envases para condimentos 3

Abriremos una serie de hoyos a cada tapa con el clavo o tornillo. Luego le sacamos a la tapa el sello interno anti derrames (regularmente es un plástico grueso), y hacemos una capa gruesa con papel film (envoplast) doblándola varias veces. Ahora colocamos la tapa agujerada y atravesando los huecos, abrimos con el tornillo o clavo, huequitos sobre el envoplast con la tapa semiabierta.

Destapamos, colocamos la especia a guardar y fijamos el envoplast con silicón. Permitimos que enfríe y seque, y enroscamos la tapa. Al girarla por completo, quedará cerrada y para rociar especias. La abrimos un poco hasta que los agujeros coincidan con los del envoplast. Cada vez que se termine el condimento y se tenga que llenar el frasco, repetimos el procedimiento con una nueva capa de papel film. A cada frasco lo identificamos con una etiqueta y marcador.

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 3 =