Cómo hacer duraznos en almíbar

Cómo hacer duraznos en almíbar

Los duraznos en almíbar son uno de esos postres sencillos de hacer y que pueden ser muy fáciles de preparar. A pesar de lo que muchos puedan pensar, es muy sencillo hacer duraznos en almíbar. No es necesario ser un cocinero experto, para hacer este postre y que quede sublime.

Si se quiere hacer duraznos en almíbar de una forma casera y sencilla, se debe contar con algunos ingredientes básicos. Que no son más que duraznos, agua, azúcar y vainilla.

apricots-1522680_960_720

Comenzar la preparación

Para hacer duraznos en almíbar, se debe tomar un quilo de duraznos frescos, lavarlos y ponerlos en una cacerola con agua. Se recomienda poner un litro de agua en la cacerola. Se termina aplicando un poco de azúcar al gusto de la persona y esperar a que el agua tenga un sabor dulce y aromatizado.

Cuando el agua tenga ese sabor deseado, se sigue con la receta para hacer duraznos en almíbar. Se pone un poco de vainilla al gusto y se deja cocinar los duraznos hasta que estos se encuentren tiernos, pero no dejen su firmeza natural.

minitartas-custard-549285_960_720

Pelar y cortar

Para seguir con la receta para hacer duraznos en almíbar, se debe tomar los duraznos, sacarlos de la cacerola, retirar la piel, picarlos por la mitad y retirar la semilla. Esto, para luego poner la piel y las semillas en el agua original de los duraznos. Luego calentar hasta ver que se ha formado un almíbar consistente.

Cuando se tenga el almíbar, se retiran la piel y la pepa, para luego poner el almíbar y los duraznos en un frasco de vidrio limpio. Se termina de hacer duraznos en almíbar, dejando el frasco con los duraznos tapados y en el refrigerador por varias horas, para luego poder degustar cuando se tenga antojo de algo dulce.

peaches-2290611_960_720

Los recipientes de vidrios que vayan a ser usados, deben ser lavados muy bien y limpiados con alcohol etílico. Estos duraznos son deliciosos, sobre todo porque la vainilla, y el azúcar le dan un sabor distinto. Vas a poder comerlos en alguna cena o merienda, son ricos en vitaminas y minerales. Pero, por tener azúcar, no te excedas del límite, porque consumir mucha cantidad puede hacer daño.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × uno =