Cómo hacer café

Cómo hacer café

El café es una de las bebidas más bebidas del mundo, aunque suene redundante, es verdad. Diariamente muchos jóvenes y adultos beben café y por eso ya seguramente todos tenemos alguna idea o forma de hacerlo según lo que nos hayan enseñado nuestros padres, amigos, hermanos o la vida. El resultado final del café, es lo más deseable para los consumidores. Se puede sentir un amor muy puro por quien sepa hacer un buen café. Se comparten muchos mitos y creencias de porque a unas personas les queda más rico que a otras y a veces son jactanciosas. Porque pueden estar refiriéndose a cosas como la inclinación de la jarra al servirlo y ese tipo de cosas que a simple vista no parece que tuviera mucho que ver con un buen resultado final ¿o sí?

Existen tantas formas de hacer café como naciones. E incluso varias por cada una. Las formas más conocidas o que se venden globalmente son las que conocemos como expreso, capuchino, macachino y latte entre otros. Estos ricos brebajes los podemos conseguir en venta en cualquier cafetería. Pero ¿qué alternativas tenemos si no queremos comprarlo, puesto que queremos hacerlo nosotros mismos?

Un buen café

Para responder esto, es bueno saber que podemos llegar a un resultado exquisito en nuestro café sin necesidad de salir de casa y sin el uso de una máquina especial y costosa.

Solo necesito una cafetera eléctrica con 3 tazas de agua y 10 cucharadas de azúcar. Lo bueno es que con cafetera se mantendrá caliente el café. Agregarle la leche evaporada que esté bien caliente y batirla hasta el punto de crearle espuma. Para mantener las tazas calientes, puede ser utilizando la técnica del baño María. Una vez que se tengan estos tres elementos, se pueden empezar a mezclar de modo similar a como lo haría un profesional del café.

Cómo hacer café

Preparación

Tomando el ejemplo de la preparación del capuchino, se debe ocupar un vaso de vidrio tubular. A este se le vierte la leche evaporada y batida hasta un poco más arriba del mida. Una vez hecho esto, se suspende la parte de debajo de una cucharilla sobre la leche. Se agrega una taza pequeña de café expreso, bien concentrado. De este modo, no se deben mezclar inmediatamente una vez retirada la cucharilla. Para finalizar se le agregan dos cucharadas de la espuma de la leche más un poco de canela y ¡Listo el capuchino!

Cómo hacer café

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 1 =