¿Cómo hacer abono orgánico?

¿Cómo hacer abono orgánico?
Valor este articulo

¿Cómo hacer abono orgánico?

El abono es primordial para la salud de las plantas. Este hace que crezcan saludables y le aporta vitaminas y minerales fundamentales para que se mantengan hermosas. En especial aquellas que dan fruto. Cuánto más natural sea el abono y menos componentes químicos tenga, mejor será en cuanto a los resultados. Las plantas crecen mejor con todo lo que sea natural, los químicos pueden dañarlas.  El abono orgánico será muy útil debido a su composición tan positiva para fertilizar un huerto o jardín.

En este artículo te daremos algunas ideas de cómo hacer abono orgánico con algunos residuos de los que suelen quedar en casa. Gastarás muy poco dinero, y lograrás conservar tus plantas perfectas.

marine-algae-1193978_960_720

Existen varias opciones para hacer abono orgánico

Los desechos de la comida que no pueden ser usados en su totalidad son perfectos o ideales para hacer tu propio abono de jardín. Como por ejemplo: el café, el té, las semillas, las verduras y las frutas, o también por extraño que parezca hasta las cáscaras de huevo son útiles  para esta tarea.

Las cáscaras de huevo con ricas en vitaminas y minerales, le aportan las plantas muchos nutrientes básicos para su crecimiento. Por eso, es uno de los ingredientes principales que deberás incluir en el abono orgánico.

Havekompostbunke

Para que las plantas estén sanas, estas deben atenderse de una manera muy adecuada. Es decir, arrancar las hierbas, la poda y hasta el estiércol en caso de que te encuentres en un ambiente campestre. De ser tu hogar habitual, de seguro podrás realizar estas actividades de una forma bastante cotidiana.

La verdad es una tarea de lo más entretenida e interesante. Que una vez que lo sepas hacer de una manera correcta será una tarea sencilla de realizar. La que además no requerirá de mucho tiempo para hacerlo de manera óptima.

470-1-1

Paso a paso para hacer el abono orgánico

  1. Usa un recipiente de aproximadamente un metro de profundidad, hazle unos huecos al mismo, dentro coloca de 4 o 5 dedos de tierra.
  2. Sobre la tierra coloca los desechos orgánicos que tengas al alcance de la mano. Pueden ser algunos de los anteriormente mencionados. Para finalizar, tapa los desechos con un poco de tierra.
  3. Cada dos semanas recuerda con el uso de una pala, mover la tierra, la de abajo hacia arriba y viceversa, para que el abono obtenga todos los beneficios a partes iguales.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece + 5 =