¿Cómo hacer abdominales?

¿Cómo hacer abdominales?
Valor este articulo

¿Cómo hacer abdominales?

Todo el mundo sueña con tener un vientre plano, sin tener que dejar de comer todas las cosas a las que está acostumbrada. Te tenemos una mala noticia. Aunque no sea eliminarlo por completo, si deberás reducir su consumo para ver resultados reales y sostenibles. Es algo posible en un tiempo moderado a pesar de que se crea muy difícil. Realmente esto no es así, solo se requiere de algo muy importante como la constancia y la disciplina. Sobre todo en los ejercicios, especialmente al hacer abdominales.

Cómo incorporar una rutina de ejercicios a mi vida 3

Acompañarlos de una dieta balanceada

En este articulo te diremos los pasos a seguir que debes hacer de una forma constante y comprometida para empezar a  notar los cambios que deseas ver en tu cuerpo. Recuerda que para verlos aún más rápido de lo esperado, debes acompañarlo de una dieta balanceada. Que se base en la  reducción de azúcares y otras calorías que retrasan que los mismos se hagan visibles.

Los abdominales siempre están allí, en la pared abdominal, solo es cuestión de trabajarlos y fortalecerlos. Para que una vez logrado esto, puedas definirlos. Es lo que requiere de mayor tiempo y dedicación.

Cómo hacer una rutina saludable de ejercicios

Hacer abdominales es algo que para muchos parece mucho trabajo. La verdad es que es un ejercicio bastante sencillo. Esto siempre y cuando se siga las instrucciones y se realice de forma correcta. Notará cambios en el cuerpo, especialmente en el área abdominal en poco tiempo. Pero, debe tener presente, que un vientre plano no se logra solo con abdominales.

Si bien son muy efectivos, hay que acompañarlos con una buena rutina para poner potenciar su efectividad. Esto siempre acompañada de una dieta balanceada, donde la proteína sea la prioridad.

Sport and health body

Cómo realizarlos

  • Acuéstate en un lugar plano y como de preferencia una toalla, o esterilla. Flexiona las rodillas con los pies y los talones bien apoyados en el suelo. Pon tus manos en tus hombros de manera opuesta. Contrae los músculos de una manera sencilla pero efectiva. Llevando tu ombligo a tu columna, sube despacio sin despegar los pies del suelo. Primero la cabeza y luego el resto hasta que los codos toquen las rodillas en un ángulo de 90°. Deja la posición un segundo y vuelve a bajar lentamente.
  • Haz 3 repeticiones: lo máximo que aguantes, de este forma tu cuerpo recordará el ejercicio una vez te sientas preparada. Puedes ir incrementando el número de repeticiones a cuanto gustes y así serán mejores los resultados.

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 3 =