Cómo divorciarte

Todo el mundo habla de los matrimonios, pero muy pocos se atreven a afrontar la realidad del divorcio. Y es que el divorcio le pone un fin definitivo a una relación que no funcionó y que por motivos tristes (vamos, que todos sufrimos con las separaciones) se ha debido terminar.  Así que es mejor que sepas cómo divorciarte y hacer un punto y final.

1

Por qué divorciarte

Quienes viven en uniones libres no tienen este tipo de asunto por resolver, aunque claro, se les debe hacer complicado definir asuntos de manutención y custodia de los hijos por no tener un vínculo conyugal. En el caso de los casados, la sentencia de divorcio contiene un régimen de convivencia para que los niños tengan la mejor crianza posible. Se dividen los bienes, y toda una nueva dinámica surge para poder seguir adelante con sus vidas. En caso de no tener hijos, sólo se dividen los bienes obtenidos en común durante el matrimonio.

En caso de haber firmado capitulaciones matrimoniales, los bienes han quedado distribuidos desde antes de casarse (es de acotar que, por eso, muchas personas consideran que las capitulaciones son el presagio del divorcio y deberían considerarse, probatoria de nulidad matrimonial, pues los cónyuges van a casarse predispuestos al divorcio).

3

Los pasos que debes dar

Si ya la relación se ha deteriorado y han decidido o divorciarse de acuerdo mutuo o alguno introduce la demanda de divorcio y el otro cónyuge se resiste, de igual modo, se necesita acudir de inmediato a un abogado, que empiece el papeleo ante los juzgados civiles. Si hay niños de por medio, se deben introducir los documentos concernientes al régimen de convivencia de los padres con los niños.

El divorcio implica ciertos lapsos establecidos por la ley, que deben ser respetados, así como los acuerdos de convivencia y manutención que se fije, pues de violentarlos, puede ser demandado por la contraparte.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cinco =