Cómo curar un tatuaje

Cómo curar un tatuaje
Valor este articulo

El tatuaje no solo depende del diseño y el tatuador que seleccionemos, ya que parte importante para que el tatuaje se vea bonito es el proceso de curación y cicatrización. Este último paso siempre dependerá de nosotros. Por esto al momento de tatuarnos, es importante seguir al pie de la letra las indicaciones del tatuador.

Recuerda que al momento de realizarte un tatuaje, el tatuador debe comenzar a perforar superficialmente la piel. Esto permite que la tinta pueda ingresar en la piel y como resultado tener el diseño que tanto queremos.

El proceso de curación de tatuaje se debe hacer con mucho cuidado y sanidad. Además que es importante para poder cicatrizar cualquier herida superficial. Esto ayuda a que el proceso de cicatrización sea más rápido y no presente ninguna lesión que no deseamos.

El tiempo en que se cura el tatuaje siempre dependerá del tipo de diseño y el tamaño. Recuerda que mientras más grande es el tatuaje más demorará en cicatrización. Sin embargo, lo más probable es que en unas semanas el tatuaje este completamente cicatrizado.

Lo primero que debes hacer

La higiene y aplicación de los productos cicatrizantes deben realizarse en un lapso de 2 a 3 veces al día. Lo recomendable es que se realice cada 8 horas en la primera semana.

El día que te realices el tatuaje, lo más recomendable es que debes esperar entre 2 y 5 horas para poder realizar la primera cura. Lo primero que debes hacer es lavar tus manos muy bien, luego lavar el tatuaje con agua fría y jabón neutro.

Durante el lavado no debes usar esponja o paño para lavarlo. Solo debes frotar suavemente, quizás al principio pueda darte un poco de miedo, pero al momento de lavar el tatuaje sentirás un alivio, ya que las molestias comunes desaparecen.

Debes secar el tatuaje usando una toalla de algodón limpia. Para secarlo debes colocar la toalla encima suavemente y que absorba el agua. El último paso es la cura, debes aplicar sobre el tatuaje una capa de cicatrizante en crema.

Por último

Se recomienda que se aplique una capa delgada y esperar que la piel la absorba, luego  vestirte. En caso que el tatuaje esté en una pierna o espalda. Durante la cicatrización se forman costras, no debes arrancártela, tampoco es recomendable que te rasque.

Durante el primer mes no se recomienda ir a la playa o piscina, ya que puede afectar el proceso de cicatrización del tatuaje. En caso que notes tu tatuaje rojo, inflamado y que este caliente, debes acudir a un dermatólogo ya que tu tatuaje puede estar infectado.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − tres =