Cómo cuidar un rosal

Los rosales son las flores más comunes en nuestras casas y jardines, esto se debe a que sus flores logran embellecer cualquier rincón y existe variedad de colores que podemos encontrar de esta hermosa planta. Esta flor es cada vez más usada, hasta para regalos. Pero si quieres tener un rosal en tu casa debes saber cuáles son los cuidados que necesita esta planta.

Cómo cuidar un rosal

Tus plantas bien cuidadas

Al momento de cuidar un rosal debemos tener en cuenta la luz del sol. Al menos deben tener la luz solar directa entre unas cuatro o seis horas por día, incluso a las rosas que prefieren la sombre les hace muy bien esta exposición al sol. De la misma manera, es necesario que el suelo donde se ubique el rosal tenga un buen drenaje de agua. Así se evita que se acumule mucha agua, es importante que se retenga un poco la humedad.

Cómo cuidar un rosal

Debes eliminar las rosas marchitas que quedan en el rosal, de esta manera le abres espacio a rosas nuevas. Apenas notes que las rosas se están secando, debes quitarlas, así las que están próximas a nacer lo hacen más fuertes. El principal cuidado que necesita un rosal es una poda correcta, esto hará que florezca más. Se recomienda podarlo en pleno invierno, momento en el cual la planta se encuentra adormecida.

Cómo cuidar un rosal

Se realizará la poda de los rosales con unas tijeras bien afiladas y los cortes deben ser de manera sesgada hacia adentro, esto con la finalidad de evitar que el agua se acumule y debemos tener cuidado de no cortar los nudos para mejorar su crecimiento. Es importante que uses siempre las herramientas adecuadas y utilices guantes para evitar cortes o pinchazos con los rosales. De la misma manera, al finalizar la poda, mueve un poco la tierra y agrégale vitaminas para que tu rosal se mantenga saludable.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × cuatro =