Cómo cuidar tu bonsái

Tener un bonsái es todo un arte y mantenerlo no es tan fácil como parece. Estos pequeños arbolitos son piezas artísticas que pueden decorar cualquier parte de nuestro hogar si así lo deseamos.

Generalmente los bonsái son plantas muy delicadas y demandan un mayor cuidado, ya que estos pequeños árboles pueden ser un poco vulnerables a diferentes agentes externos. Veamos de qué manera puedes cuidar tu bonsái  para que esté saludable y bonito.

Cómo cuidar tu bonsái

Lo que necesitarás:

  • Palito de madera o paleta de helado
  • Rociador
  • Agua
  • Fertilizante o abono
  • Tijeras

Recomendaciones

Al ser una planta tan delicada, el bonsái debe regarse únicamente cuando su tierra esté comenzando a secarse; sin embargo no debemos dejar que la tierra se seque completamente.  Por ello utilizaremos el palito de madera para pinchar la tierra y así verificar qué tan seca se encuentra.

Cómo cuidar tu bonsái

Es importante regarlo poco, recuerda que no debemos dejar la tierra encharcada de agua y que también  puedes mojar sus hojas con la ayuda del rociador.

Abonar nuestro bonsái es importante para que crezca de manera saludable; por lo que se recomienda abonar en pequeñas cantidades durante la primavera y hacerlo un poco más en otoño. Para hacerlo puedes utilizar abono orgánico especializado para bonsáis, que puedes adquirir en tiendas especializadas en venta de plantas.

Debes cuidar el sitio donde lo coloques: el bonsái debe recibir luz, pero esto no quiere decir que lo debes colocar directamente a la luz del sol.  Ubícalo en un lugar de tu casa donde pueda recibir luz y sombra, y donde además pueda estar protegido durante las horas en las que los rayos solares son más fuertes.

Cómo cuidar tu bonsái

Existen dos tipos de poda para un bonsái, está la poda de mantenimiento y la poda de formación. La poda de mantenimiento nos permitirá mantener saludable  nuestro bonsái gracias a la poda de hojas y ramitas que estén en mal estado, mientras que la poda de formación se  utiliza para recortar nuestro bonsái y adaptarlo a la forma que más nos guste. Esta poda no es necesaria inmediatamente después de haber adquirido nuestro bonsái.

Para la poda de mantenimiento solo debemos cortar esas ramas que están creciendo mucho y ponen en peligro la vida de nuestro bonsái; así puedes también ir dándole poco a poco la forma que desees, recuerda que si quieres dejar una rama, ésta deberá tener por lo menos cinco hojas para que se vea bonito, si no es así lo mejor que puedes hacer es cortarla.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + 9 =