Cómo construir una casa para perros

Cómo construir una casa para perros
4 (80%) 2 votes

Cómo construir una casa para perros

Si tienes un perro en casa, debes tomar en cuenta que tendrás que realizar algunas inversiones en tu hogar para que tu mascota pueda disfrutar cómodamente las horas del día. Una de las inversiones más costosas será la casa para perros, que deberás adquirir para que tu canino pueda dormir plácidamente.

No compres la casa, ¡hazla tú mismo!

Algunas empresas comercializan casas para mascotas ya elaboradas. Sin embargo, sus costos suelen ser realmente altos y muy pocas familias cuentan con el poder adquisitivo como para poder adquirirlas. Por ello, en el presente artículo te explicaremos cómo construir una casa para perros tú mismo.

Lo primero que deberás hacer será determinar el tamaño de la casa Este dependerá de qué tan gran sea tu perro. Si cuentas con un perro pequeño, la casa deberá ser proporcional a su tamaño. Por el contrario, si tu perro es grande, su próxima vivienda tendrá que ser uniforme a su altura y anchura.

Cuando sepas de qué tamaño tendrás que elaborar la casa, llega el momento de escoger el material. Por excelencia, muchas casas para perros suelen ser de madera. Sin embargo, puedes acondicionar este material y acompañarlo de hierro, acero inoxidable o plástico en su exterior. A fin de que el agua no lo afecte.

Cómo construir una casa para perros

¡Manos a la obra!

Si optas por la madera, te recomendamos buscar láminas pequeñas para ir uniéndolas una a una de manera vertical. Así podrás ir creando la estructura de la casa de tu perro y, en menos tiempo del que crees posible, tendrás la base lista. Para ayudarte, necesitarás clavos pequeños y un martillo. ¡Ten mucho cuidado!

Cuando la estructura esté lista, deberás agregarle el techo y la base. Para el primero, puedes optar por dos tablas de madera y colocarlas en forma de “V” invertida. Así, el agua caerá directamente al suelo y no generará daños en tu estructura. En el caso de la base, puedes escoger una tabla de madera. No te preocupes, el próximo paso hará que se refuerce.

Al tener listos los pasos anteriores, llega el momento de preparar la casa de tu perro ante el viento, la lluvia, las termitas u otros agentes externos que quieran afectarla. Si te gusta el aspecto de la madera, podrás añadirle una capa de barniz y estará lista. Sin embargo, también puedes agregar láminas de metal o plástico, del color de tu preferencia, para que esté completamente protegida.

Finalmente abre algunos espacios para que tu perro pueda disfrutar del aire y ¡listo!

Cómo construir una casa para perros

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + diecisiete =