Cómo cocinar papas

Las papas son un carbohidrato que aporta energía a nuestro cuerpo. Una de las principales razones de la popularidad de este tubérculo es su valor alimenticio. Su alto contenido en agua la convierte en un alimento muy nutritivo. La proporción de proteína a caloría es muy buena, la calidad proteica es alta, así como el nivel de vitaminas y minerales.

Cómo cocinar papas

Una papa promedio horneada proporciona la cantidad diaria de riboflavina así como dos a tres veces la dosis de vitamina B1, y una y media vez la cantidad de hierro, diez veces la cantidad de vitamina C. Casi no contienen sal ni grasas y contiene más potasio que un plátano.

Los almidones de la papa se asimilan fácilmente y los carbohidratos son dos veces y media menores que de los de una cantidad semejante al pan, lo que la hace popular entre los diabéticos.

Papas hervidas

Tiempo de cocción: 40 min (enteras)/ 20 min (en cuadros)/ 12 min (en cubitos)

Lávelas y cepíllelas bien o pélelas si prefiere. Utilice tan solo una pequeña cantidad de agua hirviendo para las papas nuevas y agua fría para las no tan recientes. Si así lo prefiere, agréguele sal y tápelas.

Cómo cocinar papas

Horneadas o Asadas: 40-60 min

Pélelas, córtelas en mitades o en cuadros y acomódelas en un molde refractario con un poco de aceite o mantequilla. Cocínelas a 200°C (475°F).

Horneadas en papel de aluminio: 40-60min

Lávelas con cuidado, unte ligeramente las cáscaras con un poco de aceite, envuelva en papel de aluminio y hornéelas a 200°C (475°F).

Fritas: 18 min como mínimo

Corte finamente las papas, enfríelas en un tazón con agua helada por un mínimo de 10min y escúrralas. Caliente aceite en la freidora a 190°C (475°F). Fríalas en las cesta de la freidora de 5 a 8 minutos y escúrralas. Aumente la temperatura del aceite a 200° (400°F), y fríalas otras vez por 3 a 5 minutos; escúrralas bien.

Cómo cocinar papas

Papas en puré: 15min

Lávelas, pélelas y córtelas en trozos. Cuézalas hasta que estén suaves y macháquelas.

Horneadas con cascara: 40-60 min

Lávelas perfectamente y colóquelas en una de las rejillas del horno. Cocínelas a 200°C (400°F).

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − catorce =