¿Cómo buscar inspiración?

La inspiración es algo efímero y difícil de conseguir, o al menos eso cree mucha gente. Pablo Picasso decía que prefería que la inspiración lo encontrara trabajando. Realmente, buscar inspiración no es difícil, solo hay que saber cómo manejarla. Existen muchas formas para hacerlo, también depende de cuál se adapta más a ti.

Como buscar inspiracion 1

Cuando no tienes idea de qué hacer

Lo primero que debes evitar es forzar la inspiración a que venga. Desconéctate un rato e intenta que ella venga a ti. ¿Por qué crees que las mejores ideas vienen cuando menos te las esperas? Prueba alejarte de lo que haces un rato. Camina por la calle, ve una película o incluso escucha una canción puede servirte para buscar inspiración.

Si esto falla, intenta ver qué han hecho otros respecto a eso y ver lo que ellos no han logrado para poder irte por ahí. Cuídate también de las distracciones. Seguramente algo (o alguien) no te deja crear lo que quieres. O si quieres probar algo nuevo, en lugar de alejar las distracciones, aprovéchate de eso y conviértelo en tu inspiración.

Como buscar inspiracion 3

Ayúdate a ti mismo(a)

El peor obstáculo para ser creativo es el hambre. Nadie con el estómago vacío puede escribir o crear algo. Cuida tu alimentación, pues es con eso que tu cerebro (el que te regala la inspiración) trabaja.

Una táctica clásica para encontrar la inspiración es simplemente crear. Escribe lo que sea que venga a tu mente, y eso hará que tu cuerpo se ponga en disposición para el trabajo. Haz una tormenta de ideas respecto a lo que quieres lograr. Escribe sobre lo que quieres lograr con lo que intentas hacer. Desarrolla esas ideas, y verás que haciéndolo tu cerebro dará con algo genial.

Como buscar inspiracion 2

Lo importante es tener paciencia y no estancarse al buscar inspiración. Ten paciencia contigo mismo y motívate. No olvides que es un problema que todos en algún punto tenemos y que resolverlo es sencillo. Lo más importante es nunca decir “no puedo”. Por el contrario, declara “yo sí puedo” y verás cómo te sentirás un poco mejor (aférrate a ese sentimiento). A fin de cuentas, un ser feliz es un ser productivo e inspirado.

Un comentario

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 4 =