Cómo aprender un idioma

Cómo aprender un idioma

Aprender un idioma, por más que nos guste, no siempre es una tarea fácil. Pero hay maneras de hacer que el aprendizaje sea más fluido y el proceso más llevadero.

Lo primero es dominar tus dudas. Debes creerte capaz de aprender y hablar este idioma de forma fluida. No te cierres a ti mismo diciéndote que este idioma es muy complicado y que te cuesta mucho. De cierta manera, al hacer esto bloqueas tu mente y la información será más difícil de asimilar.

Cómo aprender un idioma 2

Por qué lo estás haciendo y cuánto estas dispuesto a esforzarte

Debes tener claro qué es lo que te lleva a querer aprender este idioma, así como también todas las cosas que estás dispuesto a hacer para poder aprenderlo. Una vez que todo esto esté claro y hayas hecho una especie de compromiso contigo, lo que queda es dar todo de ti.

Escucha programas en este idioma, al igual que música. Esto te permitirá acostumbrarte a la pronunciación. Es decir, en pocas palabras, sumérgete dentro del idioma. Trata de saber todo el tiempo un poco más sobre él. No solo sepas lo básico, trata de ir un poco mas allá de lo que se ve. Estudia sus raíces, esto siempre despierta mayor gusto en las personas.

Busca un compañero que estudie el idioma o que ya lo domine para que puedas practicar la pronunciación. Este método de conversación hará que la misma sea relevante, y es más práctico si hablamos de adquirir conocimiento de manera más fluida.

Cómo aprender un idioma 3

No lo veas como una obligación, ponle un poco de diversión

Ten en cuenta algo que a muchas personas se les olvida cuando están aprendiendo cualquier cosa: no te olvides de divertirte. Compórtate como un niño, sin importar que no lo seas. A veces por tomar las cosas demasiado en serio, estas no salen como uno espera.  Relájate y cambia la forma de aprender. Quizás funcionas mejor sin estar bajo presión.

Abandona tu área de comodidad. No solo hagas lo que sabes, trata de probar alternativas que quizás ahora te hacen sentir en desventaja o donde te sientas forzado a enfrentar tus miedos. Escucha los consejos de otros y ábrete a nuevas ideas y métodos de aprendizaje. Mira a otros mientras hablan. La memoria fotográfica ayuda mucho en estos casos. Háblate a ti mismo y relájate. No tengas miedo a equivocarte, ya que esa es la forma de aprender.

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 − seis =