Cómo aprovechar el pan duro

Seguramente alguna vez has comprado pan y, al día siguiente, notas que está completamente duro. La primera reacción que tendrías probablemente es desecharlo, sin embargo, ¿qué harías al descubrir que existe gran variedad de recetas con pan duro? Así es, aquí podrás descubrirlas.

bread-1761197_960_720

Pan rallado para condimentar

La primera de ellas es pan rallado, un ingrediente perfecto para preparar alimentos empanizados, como milanesas o bistec. Para lograrlo únicamente deberás cortar el pan duro en trozos pequeños, verterlos en un electrodoméstico de cocina que pueda triturarlos (como un “pica todo”) y, finalmente, disfrutar de algunos gramos de pan rallado.

¡Un postre delicioso!

Otra de las recetas que puedes preparar con pan duro es la torta de pan. Para este postre necesitarás triturar el pan, tal como te explicamos anteriormente. Además, necesitarás otros ingredientes como leche, huevos, azúcar, margarina y vainilla. Aunque sea más complicado, puede resultarte útil a la hora de recibir alguna visita en casa o, simplemente, matar un antojo en una tarde libre.

bread-2193537_960_720

Desayuna o cena rápidamente

¿Qué crees? Aún queda una receta por descubrir. Esta probablemente sea la que más te sorprenda. Las torradas son una preparación que te puede resolver un desayuno o cena, debido a que es sumamente rápido y sencillo de realizar. Para ellas deberás rebanar el pan duro y bañarlos en una mezcla con leche y huevos. Freírlos, hasta que posean un color dorado y, finalmente, servirlos en un plato. Si lo deseas, puedes añadirles azúcar o canela por encima. ¡Es todo! Así de fácil es ahorrar pan duro y desayunar o cenar rápidamente.

bread-534574_960_720

Otra receta que no puedes dejar de preparar si tienes pan duro y no quieres desperdiciarlo se trata de las deliciosas torrijas.

Utiliza pan duro y mezcla con ingredientes como el azúcar, la leche y huevos, esto hará de tus tardes unos momentos suculentos llenos de sabor y dulzura con deliciosas torrijas.

La sopa de cebolla es también otra receta con la que puedes incluir ese pan duro que sobró en tu alacena. La sopa de cebolla está fundamentalmente hecha de 2 ingredientes protagonistas: Las cebollas y por supuesto el pan duro.

Por último, sorprende a tus comensales con unas deliciosas tostadas francesas. ¿Cómo prepararlas? Humedece los trozos de pan duro en una mezcla hecha de huevos, azúcar, leche y una vez que estén rebosadas procede a freírlas.

Acompaña tus tostadas francesas con una deliciosa mermelada casera de fresas.

Seguramente, a partir de ahora, pensarás dos veces antes de desechar una rebanada de pan duro, ¿no? Esa era nuestra idea. Con estos consejos queremos ayudarte a ahorrar productos, evitar que deseches alimentos y, por supuesto, suministrarte tips para que descubras qué otros platos puedes preparar con las sobras del pan.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 − 2 =