Cómo aplicar primeros auxilios

Cómo aplicar primeros auxilios

Los primeros auxilios son medidas preventivas que se realizan a alguna víctima herida, hasta que llegue al centro médico donde puedan ayudarla o mientras la asiste algún experto de la salud. Cabe destacar que aplicar estos métodos auxiliares, puede salvar una o muchas vidas si se hace correctamente. Si al momento del desmayo, se toman medidas preventivas, puede ayudar mucho en la próxima recuperación del paciente.

Los primeros auxilios básicos, te permiten determinar rápidamente la condición física de una persona y elegir el tratamiento correcto. Estos recursos se pueden aplicar desde una cortada, hasta el daño de una fractura. Por supuesto, una atención a herida o prevenciones de derrame, pueden ser tomados en cuenta como primeros auxilios.

Cómo aplicar primeros auxilios 3

La manera correcta

La forma ideal de aplicar los primeros auxilios es manteniendo la calma en todo momento. Previamente al accidente, la persona ha debido tener algún conocimiento previo, y qué hacer en situaciones de este tipo. Por tanto, el conocimiento debe estar por encima de la alteración.

Antes de aplicar los primeros auxilios, asegúrese de que la zona esté limpia para evitar muchas más lesiones y nuevos lesionados. Para esto, trate los elementos con cuidado y en una zona limpia. Luego proceda a ver el estado del lesionado: respiración, ritmo cardiaco, afección, etc. Siempre intente mantener la conversación con el lesionado directamente para observar su atención. Trate siempre en todo momento de medir la tensión y de despejar todo aquello que evite su circulación.

Cómo aplicar primeros auxilios 1

Solicitar ayuda profesional

Siempre debes solicitar ayuda médica profesional tan pronto como sea posible, pero los siguientes primeros auxilios básicos empleados correctamente pueden ser la diferencia entre la vida y la muerte. Recuerde en todo momento que al aplicar los primeros auxilios de una forma correcta, ha de salvar la vida del paciente hasta que llegue a la atención médica. Siempre despeje la zona y espere que el paciente reaccione.

En ese tiempo, debes permanecer siempre calmado, y al lesionado tenerlo fuera de peligro y resguardado hasta que llegue la ayuda profesional. Mientras esperas, vigila a la víctima de cualquier movimiento que haga. Si notas algo raro, cuando llegue la ayuda, se los podrás notificar, y así ellos están al tanto de lo que le pasa al paciente. Aunque no lo creas, con estos primeros auxilios, lograrás salvar la vida del paciente, por eso es muy importante que todo lo hagas con calma y cuidado.

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + 20 =