Cómo animar a una persona que está triste

Ser el soporte o apoyo de una persona en una situación complicada o que causa tristeza. Resulta beneficioso no solo para la persona afectada. Sino también para aquella que presta su hombro en cualquier momento. Si actualmente un familiar cercano o amigo con poco ánimo, te invitamos a continuar leyendo. Para que sepas cómo puedes ayudar a una persona que se encuentra triste.

Escucha todo lo que te dice

Lo más importante es escuchar. Dedica unos minutos u horas de tu tiempo para entender las razones y los hechos por los que aquella persona se encuentra en una situación tan complicada, que le ha hecho cambiar su estado anímico. Aunque no emitas ninguna palabra, el simple hecho de que la persona se sienta escuchada le ayudará como no tienes idea.

Muchas veces estás personas están tristes porque se sienten solas y no cuentan con apoyo suficiente. Todos necesitamos algunas veces sentir que nos escuchan, por eso esta puede ser una gran terapia. Trata de no juzgar, criticar u opinar demasiado sobre las razones por la que la persona se siente triste. Se trata de brindar apoyo, y alguien deprimido puede tomar una opinión como algo negativo. Por eso mejor limitate a escuchar.

Cómo animar a una persona que está triste 1

Sé objetivo

Si te pide tu opinión acerca de una circunstancia o problema personal, trata de ser lo más objetivo posible. Aunque sea tu amigo(a), infórmale qué sientes y cómo debería actuar ante aquel momento de su vida. Pero esto es solo si la persona de verdad quiere saber lo que piensas, no hables más de lo necesario.

Hazle saber que estarás junto a él o ella a pesar de lo que pase. Como bien sabes, los buenos amigos se encuentran a nuestro lado en los buenos o malos momentos, para festejar o llorar juntos. Por ello, notifícale y recuérdale que estarás siempre a su lado, pase lo que pase.

Cómo animar a una persona que está triste 2

Preocúpate día tras día

Finalmente, dale apoyo y mantente al día con su estado. Esto quiere decir que es de suma importancia mantener un contacto continuo con la persona, a fin de saber cómo ha sido su evolución. Además, con esto lograrás que la persona afectada se sienta acompañada y tenga en cuenta que alguien se preocupa genuinamente.

No olvides que su situación también podría pasarte a ti, en cualquier momento. Por ello, bríndale todo el amor que necesita, escúchale y hazle saber lo importante que es para ti verle con buenos ánimos.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × dos =