Cómo analizar de forma objetiva una producción audiovisual

Muchas veces vemos una película, un corto, una serie, una película, un videojuego o cualquier producción audiovisual y nos encanta, o nos disgusta. Sin que podamos explicar por qué cuando nuestros amigos preguntan. ¿Por qué pensamos que una película es buena, o en otros casos, terrible?. La mejor manera de argumentar nuestras opiniones es fijarnos en detalles específicos. Para así poder explicar qué nos fascina de esa serie o qué no nos convence de ese video musical.

Audio-visual-slide.svg

Hilo argumental

De acuerdo con la producción audiovisual, puede tener un desarrollo sencillo y lineal, o ser una cornucopia de curvas enrevesadas. Lo realmente importante es la continuidad de la idea, y en última instancia, la comprensión global del relato. Un claro ejemplo es Memento, con una narrativa entrecortada que va del final al principio. Pero que cierra despejando las dudas que levanta a lo largo de su proyección. Si hay partes de la producción que te parecen superfluas o gratuitas, o aún peor, si hay huecos en el argumento. No hay dudas de que tienes un motivo para que no te guste.

Paleta de colores

Una producción audiovisual más cuidada está ajustada a una paleta de colores. Dan preeminencia a ciertos colores para reforzar emociones y efectos en el espectador. A través de la selección de materiales, filtros e iluminación el aspecto de una toma puede cambiar y lograr un efecto específico en la colorimetría. Un gran ejemplo de ello es The Great Budapest Hotel, donde la paleta de colores pastel es tan protagónica como sus personajes. O las series de Marvel desarrolladas por Netflix.

26365177145_f3d2d727fd_b

Personajes

Si un personaje se mantiene inmutable a lo largo de la producción o, al contrario, tiene un desarrollo poco creíble. Hay motivos válidos de desagrado. Solemos identificarnos plenamente con situaciones que podrían sucedernos y con la forma en la que creemos que actuaríamos. Por lo cual es natural el desagrado ante la falta de crecimiento emocional de un personaje, y fascinación ante su desarrollo. Hay ejemplos claros de ambas situaciones en la superproducción de HBO Game of Thrones.

29480378061_7c7aef6cc5_b

Una vez que  analices una producción audiovisual a la luz de estos tres elementos, será más sencillo argumentar con tus amigos. Toma en cuenta que si no eres experto en cine, es probable que te dejes llevar por tus gustos y la crítica no sea tan objetiva. Pero no te preocupes, poco a poco puedes ir mejorando si de verdad es un área de interés. También hay que tomar en cuenta que cada cabeza es un mundo.  Si bien a alguien puede gustarle una película a otros no, por eso no juzgues.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − 17 =