Cómo ahorrar para la universidad de los hijos

Cómo ahorrar para la universidad de los hijos

Los planes para llevar a los hijos a la universidad se deben hacer con mucha antelación. Incluso antes de que los pequeños hayan comenzado siquiera la secundaria. Las universidades en muchos países no son económicas. Y hay países donde no existen universidades públicas. Por lo que se debe planear con antelación la forma de ahorrar para la universidad de los hijos.

Aunque pueda parecer complejo o casi imposible, es posible ahorrar para la universidad de los hijos. Solo se debe tener en claro la cantidad de dinero a ahorrar y el objetivo de dicho dinero. Incluye este monto como parte de los gastos mensuales, para que puedas distribuir de manera equitativa las cantidades.

Cómo ahorrar para la universidad de los hijos 1

Planear la utilización del dinero

Muchos pueden pensar que para ahorrar para la universidad de los hijos, es necesario acumular una gran cantidad de dinero. Esto previendo que cuando el joven vaya a la universidad, no sea necesario hacer algún gasto extra. Esta opción es idónea, pero en la mayoría de los casos imposible. No se puede ahorrar para la universidad de los hijos y esperar que cuando estos vayan a la universidad, los padres no tengan gastos extras.

Lo ideal, sería que los padres ahorren una cantidad de dinero con un objetivo específico. Estos pueden ser pagar la colegiatura de los primeros años o de toda la carrera, ahorrar para cubrir los costos de libros, ahorrar para los gastos de manutención del estudiante o incluso ahorrar para pagar la residencia del joven.

Cómo ahorrar para la universidad de los hijos 3

De la planificación a la acción

Una vez que se haya hecho un plan para ahorrar para la universidad de los hijos, se debe comenzar a ejecutar. Los padres deben destinar mensualmente una cantidad de dinero para el plan de ahorro de la universidad. No hay una cantidad exacta, queda de parte de la capacidad de cada padre ahorrar una determinada cantidad de dinero.

Cuando se ahorre el dinero, es necesario hacerlo por medio de un mecanismo financiero que logre mantener el ahorro a pesar del paso de la inflación. Pudieras abrir una cuenta, y cada mes depositar en la misma una cantidad de dinero, y así esos ahorros se van aumentando poco a poco, y podrás administrarte más fácilmente. Este proceso puede tardar algunos meses, o hasta años, así que es momento de tener paciencia.

Cómo ahorrar para la universidad de los hijos 2

También se recomienda no hacer uso de ese dinero bajo ningún concepto, salvo que surja una emergencia tan grave que no quede otra opción. Para eso se recomienda que los ahorros para emergencias formen otro monto aparte en el presupuesto mensual.

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 2 =