Cómo abrir los poros de tu piel

Cómo abrir los poros de tu piel
Valor este articulo

Cómo abrir los poros de tu piel

Mantener una rutina de limpieza diaria en la piel de tu rostro, y de tu cuerpo en general, es de suma importancia si deseas lucir un cutis perfecto. Por esta razón, limpiar tus poros resulta un punto clave a la hora de evitar imperfecciones y tener una piel suave o tersa. En este artículo te explicaremos cómo abrir los poros de tu piel para que tú mismo, en casa, logres mantener tu rostro completamente limpio.

redhead-1792263_960_720

¿Qué son los poros de la piel?

Como bien debes saber, es normal que los poros de la piel de nuestro rostro se vean afectados por diversos agentes externos, como lo puede ser la suciedad. Nuestra cara posee pequeños hoyos o huequitos, a través de la cual la piel es capaz de respirar. El problema es que esos espacios pueden rellenarse de suciedad y traer consecuencias graves, si no se limpia con frecuencia.

¿Por qué debo abrirlos?

Abrir tus poros te permitirá acceder a cada uno de los pequeños hoyos que existen en tu piel. Además, podrás limpiarlos de manera rápida con diversos productos que puedes encontrar en el mercado. Lo más importante, antes de elaborar la rutina de limpieza, es abrir cada uno de tus poros, ¿cómo lo puedes hacer?

La respuesta a cómo abrir los poros de tu piel radica en el vapor. El agua, al estar en una alta temperatura, se convierte en vapor y él permite que los poros de tu piel se expandan.

cheese-noodles-609781_960_720

El vapor es tu solución

Para abrir los poros con vapor podrás hacerlo de dos maneras: mientras estás en la ducha. Abre la llave de agua caliente y espera un rato, cuando veas que tu baño se está llenando de vapor, ciérrala. Por supuesto, debes tener mucho cuidado, el agua a altas temperaturas puede afectar tu piel. Además, nunca deberás acercar el agua caliente a tu rostro, solo disfrutar del vapor en él.

Igualmente puedes utilizar una olla, llenarla de agua y ponerla en tu cocina durante algunos minutos. Cuando el agua comience a hervir, abre la tapa de la olla y acerca tu rostro, a una distancia prudencial. ¡Tus poros estarás completamente abiertos!

Recuerda, este paso solo sirve para abrir los poros de tu piel, con hacerlo no estarás limpiándolos del todo. Así, llega el momento de utilizar el limpiador facial de tu preferencia. Con el cual deberás limpiar cada zona de tu rostro, especialmente la nariz, los pómulos, el mentón y la frente.

adult-1867380_960_720

Cuando hayas acabado tu rutina de limpieza lograrás una piel mucho más suave.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + 19 =